top of page

3 Pasos para mejorar tus habilidades sociales rápido y sin miedo.

Newsletter de Coaching




Mejorar nuestras habilidades sociales es una tarea que muchos de nosotros tenemos en mente, pero a menudo puede resultar abrumadora. Algunos de los miedos más comunes de mis clientes de coaching son los siguientes:

  • No sé qué decir para llamar su atención.

  • Qué dirán los demás si me rechaza.

  • Qué pensará si se da cuenta de que estoy nervioso

Podría seguir con una lista más extensa, pero no es el objetivo de este blog. La buena noticia es que hay una guía sencilla, rápida y efectiva de empezar a practicar tus habilidades sociales sin tener que enfrentarte a tus miedos de golpe. Soy Matías de CoachSocial y estos son los 3 pasos para mejorar tus habilidades sociales rápido y sin miedo.




Paso #1: Practica (ligeramente) Bajo Presión.


La simulación bajo presión es algo que ha demostrado ser altamente efectivo en muchos campos, desde los deportes hasta las disoluciones y las negociaciones. Es un arma muy poderosa en el mundo de las habilidades sociales.


Por eso, en lugar de enfrentar una situación de alta presión de inmediato y no saber qué hacer (cómo hablar con una persona extraña o dar una conferencia), practica exponiéndote gradualmente.


Comienza por situaciones más simples y aumenta gradualmente la dificultad. Por ejemplo, si sabes que pronto tendrás que hablar en público, empieza practicando frente a amigos o familiares, luego en grupos más grandes, y finalmente en una situación real.


A la par que practicas en situaciones que simulen incomodidad, adquiere el hábito de ser consciente de tu respiración. Recuerda que, cuando estamos en situaciones tensas, nuestro ritmo cardiaco se acelera. Por eso es importante respirar antes y, especialmente, durante estos encuentros.


Respira por la nariz: inhala por tres segundos, sostén por tres más, exhala completamente por tres segundos y sostén tres segundos más el aire. Repite este proceso por 2 minutos y verás la diferencia.





Paso #2: Abordaje Directo


¿Te has encontrado alguna vez en una situación en la que deseas entablar una conversación con alguien, pero no sabes como hacerlo?


A menudo, la idea de acercarse a alguien desconocido y hablarle puede resultar intimidante. Y este miedo inicial hace que busquemos fórmulas mágicas para protegernos de la posibilidad de un rechazo directo.


Sin embargo, así tuvieras la “fórmula mágica”, el rechazo siempre será una posibilidad.

Por eso, la forma más simple y efectiva que puedes utilizar para iniciar una conversación es la siguiente:


“Hola, ¿Qué tal?”


Puede parecer básico, pero es sorprendentemente efectivo por una razón: Te ayudará a descartar rápidamente entre las personas interesadas por conocerte de las que no.

Recuerda que las personas interesadas en conocerte solo están buscando una excusa para hablar contigo. Por eso no debes pensarla tanto. En su lugar, haz lo siguiente

  • Cuenta mentalmente hasta 3: Haz esto antes de acercarte a ese extraño o extraña que te interesa para ayudarte a lidiar con el miedo.


  • Tu lenguaje corporal es lo primero que cuenta: el 80% de la primera impresión de la otra persona hacia ti no tiene nada que ver con tus palabras. Entra con la frente en alto, postura erguida y mantén buen contacto visual.

La realidad es que algunos estarán encantados de que tomes la iniciativa, mientras que otros no sabrán qué decir o cómo comportarse. En este último caso no importa, sigue siendo un juego de números. Debes pasar por muchos “No” , para llegar a los “Sí”.


Tu objetivo es descartar rápidamente: a quienes no estén interesados, con quienes no conectes o a aquellos que no saben cómo comunicarse efectivamente para llegar a los pocos que formarán algún lazo contigo.





Paso #3: Busca Puntos en Común


Una vez que hayas enganchado en conversación busca activamente puntos en común para hacer que tus conversaciones sean más prolongadas. El tiempo y calidad de tus conversaciones desarrollarán familiaridad. Esto es bueno, las personas siempre buscan familiaridad para sentirse cómodas. Lo más importante aquí es escuchar atentamente para encontrar estos puntos.


Algunas pautas importantes que te ayudarán a impulsar aún más tus conversaciones:


  • Si no sabes, di que no sabes. Sé precavido con lo que afirmas ser un experto o lo que crees saber con seguridad. Una charla no debería ser mediocre.


Uno de los generadores de conversación más prácticos (y menos aprovechados) para ti será decir que no sabes. Es una oportunidad de hacer que la otra persona brille al explayarse sobre eso que sabe o que le interesa.


Recuerda, estás ahí para aprender.


  • No pontifiques: Si quieres declarar tu opinión sin ningún chance de réplica, discusión, aportación o crecimiento, mejor no hables con nadie. Una conversación no es lugar para esto. Las personas sabiondas son muy aburridas y predecibles.


La escucha sincera requiere apartarse a uno mismo. Esto significa muchas veces dejar a un lado tus opiniones personales.


  • Usa preguntas abiertas: Empieza con quién, qué, dónde, cuándo, por qué o cómo. Eso hará que tengan que pensar acerca de su respuesta y obtendrás una respuesta mucho más interesante.


  • Las emociones son necesarias: Úsalas. Gestos, cuerpo, distintas tonalidades de voz (modular), energía apropiada.


  • Ve con la corriente: Cuando los pensamientos llegan a tu mente, déjalos salir de tu mente. Deja de pensar en lo más interesante que deberías decir. Eso interrumpe el flujo de una conversación genuina y te saca del presente. Dejas de escuchar.


Deja que las historias e ideas que lleguen a ti, salgan de ti. Como cuando conversamos con un gran amigo o familiar, sin necesidad de pensar; así es como una conversación fluye.




Conclusión


Mejorar nuestras habilidades sociales puede parecer un desafío abrumador al principio, pero al seguir estos tres pasos podemos hacer progresos significativos.


Practicar bajo presión, abordar a las personas de manera directa y buscar puntos en común son herramientas efectivas que nos permitirán desarrollar nuestra confianza y habilidades sociales. No tengas miedo de dar el primer paso y poner en práctica estos consejos si quieres cultivar relaciones de calidad.






 

Espero que estos sencillos consejos te ayuden a mejorar tus interacciones y dejar atrás cualquier tipo de comportamiento tóxico que quizá estábas cometiendo.


Y si lo que buscas es elevar tu confianza para hablar con personas y elevar tu carisma, te invito a unirte a mi programa de coaching 1 a 1: "Socialmente Increible".


Vengo desarrollando este programa durante más de 10 años y a través de este método he ayudaro a más de 1300 personas a mejorar sus habilidades sociales.


Separa tu llamada gratuita de consulta de 10 minutos conmigo haciendo clic aquí para enterarte como te puedo ayudar a que construyas la vida social que siempre quisiste.

Y, como siempre, recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Newsletter.



Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Coach De Vida y De Alto Rendimiento

Comentarios


bottom of page