top of page

Cómo ser Productivo Cuando no Tienes Motivación

Esta técnica me ha ayudado a pasar de no sentir ganas de trabajar a ser súper productivo en 15 minutos o menos.

La productividad es un tema que tengo en mente últimamente. Y supongo que eso no es tan extraño, ya que estoy en medio de la creación de nuevos cursos de habilidades sociales (más noticias próximamente).


De todos modos, hoy pensé en compartir contigo una de mis técnicas personales favoritas.


Uso esta técnica varias veces a la semana.


Cada vez que me siento estancado. Cada vez que no tengo ganas de empezar una tarea. Cada vez que me siento desmotivado, falto de inspiración o sin ganas de trabajar.


La técnica se llama mini-sprint y es muy simple.


Lo único que hago es elegir algo en lo que trabajar tan intensamente como pueda durante 15 minutos. Preferiblemente algo relacionado con la tarea o el objetivo más grande en el que estoy trabajando ese día, aunque no tiene por qué ser así.


Mi objetivo durante el sprint es bloquear todo lo demás. Así que pongo mi teléfono en modo No Molestar, cierro la puerta de mi oficina, cierro todo en mi computadora que no necesito. Y así sucesivamente.


Luego abro la tarea, miro el reloj y doy lo mejor de mí durante 15 minutos.


Porque incluso cuando no tenemos ganas de trabajar, somos adultos y tenemos la autodisciplina para hacer algo durante esos escasos 15 minutos. ¿Verdad?


La clave de esta técnica de productividad.


No importa en absoluto si el trabajo que haces durante ese tiempo es bueno o no. Así que olvida el perfeccionismo, el miedo al fracaso y todo eso.


Si, por ejemplo, estoy escribiendo un blog, no me importan los errores ortográficos. No me importa si estoy dejando atrás ideas más interesantes. Ni siquiera me importa si tiene sentido un párrafo con otro. Si es una tarea importante en la que estoy trabajando, simplemente regresaré y lo arreglaré más tarde cuando me sienta más motivado.


Esto significa, por supuesto, que debes elegir una tarea para tu sprint que puedas hacer mal sin causar demasiados problemas para ti mismo o para otros. Así que, si eres médico y estás leyendo esto, no te atrevas a hacer una operación durante un sprint :)


El objetivo del sprint no es hacer un gran avance en mi lista de tareas. No es hacer un buen trabajo. Es simplemente tomar acción y poner en marcha lo que tengo en mi mente. Es crear un ligero sentido de logro.


En realidad, es activar el sistema de recompensa de mi cerebro y crear una sensación de logro, aunque sea pequeña.


Las 3 formas en que te vuelves productivo.


Cada vez que uso esta técnica de productividad, termino obteniendo uno de estos tres resultados:

  1. Termino trabajando mucho más de 15 minutos. Ya sea porque me meto en el ritmo y olvido el tiempo, o porque cuando me doy cuenta de que se acabó el tiempo, no me importa porque estoy en racha.

  2. Termino la tarea antes, o alrededor, de los 15 minutos y me siento listo para abordar una tarea diferente o más grande. Así que termino el sprint y comienzo a hacer trabajo "real".

  3. Los 15 minutos terminan y todavía no me siento listo para trabajar. Así que tomo un descanso de 5 a 10 minutos y luego hago otro mini-sprint.


En los escenarios más desfavorables, termino haciendo de 3 a 4 mini-sprints en la primera hora o hora y media antes de que haga efecto. Pero incluso en esos casos, al menos he hecho algo de trabajo.


Pero esos días son raros.


Esta técnica tiende a motivarme para ser mucho más eficiente en esos días en los que me siento desmotivado.


Hay algo en ese mini-sprint de 15 minutos que tiende a ponerme en marcha. En especial durante las sesiones creativas para organizar mis cursos o al actualizar mis programas personalizados de coaching.


Solo asegúrate de estar bien hidratado, alimentado y descansado. Porque si careces de estas cosas, la mayoría de las técnicas que podría compartir contigo no funcionarán.

 

Ahora, si deseas empezar a trabajar en ti pero estás tomando mucho tiempo en llegar a ese resultado que anhelas, me encantaría ayudarte.


Mi programa de coaching 1 a 1 tiene como objetivo potenciar tus habilidades sociales (confianza, carisma e influencia) para alcanzar las metas o problemas que estás buscando resolver, independientemente del motivo o creencias negativas que tengas actualmente.


Mediante sesiones virtuales (completamente personalizadas y prácticas) detectaremos y trataremos aquellos aspectos que te están limitando en la actualidad con el fin de superarlos.


Pero, sobre todo, te ofreceré las herramientas necesarias para que tú mismo puedas seguir perfeccionando estas habilidades luego de terminar las sesiones.



Separa tu llamada de consulta para enterarte como te puedo ayudar para que construyas la vida social que siempre quisiste y alcanzar tus metas.

Y, recuerda, como siempre, que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Blog.

Comments


bottom of page