Buscar

¿Quieres ser 3 veces más productivo?

Levantarte al amanecer te da el espacio para reflexionar sobre tu trabajo sin las interrupciones del día a día. Después de las primeras 4 horas, la energía creativa tiende a agotarse. La clave de la alta productividad es elegir trabajar deliberadamente durante estas 4 primeras horas, para luego seguir con un breve descanso o distracción.


Es mucho más efectivo trabajar por un breve periodo de tiempo, que trabajar a la mitad de tu desempeño a lo largo de todo el día. Al mismo tiempo, esto libera más tiempo para seguir tus hobbies, ir por una caminata o tomar una siesta. Investigadores de un conservatorio musical en Berlín arribaron a la misma conclusión, cuando vieron los hábitos de práctica de estudiantes en los 80’s. Todos los mejores músicos jóvenes practicaban por 4 horas al día y dormían una hora más que sus compañeros. Al igual que los átomos, trabajan con mayor intensidad por las mañanas; después de eso, tomaban una siesta y luego realizaban prácticas más ligeras por la tarde-noche.


Tú también puedes colocar esto en práctica, aún si no tienes el lujo de llegar y salir de tu trabajo como te apetezca. Sólo asegúrate de estar completamente enfocado en tu trabajo por las mañanas y de tomarte un descanso a la hora del almuerzo para reponerte.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo