Buscar

Una cálida firma emocional deja una impresión duradera

Conozco a la gerente de la agencia que llamaré Luisa, ella es naturalmente introvertida, por lo que una conversación informal no le resulta fácil. Pero no deja que eso la detenga, y todas las mañanas, a las 8:15 a.m., entra a la oficina para charlar con su personal durante 45 minutos. Amistosa y cercana, ha aprendido a activar el encanto y proyectar calidez, el tercer componente del carisma.

El mensaje clave aquí es: una cálida firma emocional deja una impresión duradera.

La próxima vez que estés en la oficina, mira a tu alrededor. Elige a alguien al azar y piensa en cómo te hace sentir esa persona. Entonces, pregúntate por qué pasa esto.

Pronto te darás cuenta de que cada persona tiene su propia firma emocional distintiva. Esta es la impresión que te queda después de interactuar con ellas. Puede ser positivo, dejándote feliz y vigorizado; o podría ser negativo, agotando tu energía y haciéndote sentir frustrado. Una vez que hayas comenzado a notar las firmas emocionales de otras personas, pregúntate: ¿Cómo es tu firma emocional?

Si eres irrespetuoso, distante o crítico, tus empleados corren el riesgo de tener baja moral y agotamiento. Pero, incluso si es positivo, ¡no hay inconveniente en hacerlo aún mejor! Así que sigue el ejemplo de Luisa y comienza a interactuar con tu personal. Interésate en sus vidas, y descubre lo que es importante para ellos. Hazles preguntas personales y deja que también te las hagan.

Algunos trucos pueden mejorar tu firma emocional más rápido. Para empezar, asegúrate de dirigirte siempre a las personas por sus nombres; esto los hará sentir reconocidos y recordados. Además, intenta pedir ayuda: a todos les gusta que les recuerden que los gerentes también son humanos. Intenta preguntar en qué dirección está el baño o qué formato tomará una conferencia.

Por supuesto, ningún truco funcionará si no tomas en serio a tu personal y a los demás. Deberás perfeccionar cuidadosamente tus habilidades para escuchar y hacer que las personas sientan que estás abordando sus preocupaciones.

Cuando hables con alguien, haz todo lo posible por tener en cuenta el contrato de escucha. Esto significa que debes escuchar y entender a la persona con la que estás hablando antes de responder.

También debes practicar la empatía. Haz un esfuerzo por comprender la perspectiva emocional de la otra persona y, cuando lo hagas, reconócelo verbalmente con un comentario como, "puedo ver que estás molesto por lo que sucedió". Luego, comprométete a actuar para mostrar que tomas en serio sus preocupaciones.

Al cultivar una firma emocional cálida, inspirarás lealtad, compromiso y positividad entre tu personal.


Para aprender como dejar una impresión duradera separa una llamada gratuita de 20 minutos para conocerme y descubrir cómo puedo ayudarte mediante el programa de coaching individual que ofrezco.


Separa tu llamada aquí: https://www.coachsocial.net/20mingratis


Eres increíble.


Matías

Coach Social


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo