5 Errores que te Hacen Poco Atractivo y Débil

Actualizado: 17 jul

Newsletter de Coaching

5 Errores que te Hacen Ver Poco Atractivo y Débil Frente a las Mujeres


¿Qué hay en este newsletter para ti? Aprenderás los 5 errores que te hacen ver débil frente a las mujeres y te convertirás en un hombre que entiende perfectamente cómo funciona la seducción.


¿Te ha pasado que generas atracción con una chica, pero luego, con el paso del tiempo, esto se desvanece? Si este es tu caso, hoy hablaremos de 5 errores que quizá estás cometiendo sin darte cuenta y que debes evitar si no quieres sumar otro rechazo a tu historial o convertirte en un SIMP.


No te preocupes, que te enseñaré cómo revertir estos errores para asegurar que su atracción por ti no solo se mantenga, sino también que se dispare.

En estos párrafos también descubrirás:


  • Por qué debes quedarte callado para conquistarla

  • Por qué ser un caballero significa ser un pésimo seductor y

  • Por qué es una mala idea llevar a la práctica todo lo que ves en tus películas favoritas.


5 Errores que te Hacen Poco Atractivo y Débil


Vamos con el primer error


1. Abres la boca más de lo habitual


En general, a las personas les encanta hablar acerca de sí mismas. Y cuando conocemos a alguien y vemos que hay un interés por ambos lados, nuestras emociones explotan, nos sentimos cómodos y comenzamos a contar todo sobre nuestra vida.


El problema es que aceleramos, vamos demasiado rápido y no permitimos que la otra persona descubra lentamente quienes somos. Esto te hace predecible: tú mismo le estás quitando el interés en conocerte porque ya tiene toda tu información servida en bandeja de plata.


Y la mejor forma de revertir esto es la siguiente… ¿Recuerdas que te dije que nos encanta hablar acerca de nosotros mismos? Pues utiliza esto a tu favor. No te centres en ti sino en ella. Empieza haciendo preguntas de calidad y pide opiniones.


Las mujeres quieren saber que un hombre está sinceramente interesado en saber quienes son. Así que haz que ella hable el 70% o el 80% del tiempo. Descubre quien es, mantén la conversación ligera y hazle saber que estás escuchando y que recuerdas lo que te está diciendo. Así, no solo elevarás su nivel de atracción por ti, sino también su confianza en ti.



Y abrir la boca más de lo habitual está muy relacionado con el siguiente error:


2. Muestras tu “curriculum” sin que te lo haya pedido


Si inicias tus conversaciones con una mujer diciendo “yo soy esto” o “yo tengo tal cosa”, amigo, déjame decirte que estás empezando muy mal.


Y esto se debe a que mostrar tu “currículum” no es más que un recurso superficial para llamar la atención. Lo único que lograrás es que ella sienta que te esfuerzas mucho por aparentar y te vea como alguien inseguro. Pero lo peor de todo es que le das el mensaje de que si no tuvieras ese título, esa casa o ese carro, serías insuficiente para ella, lo cual reduce enormemente tu atractivo.


Así que, el mejor consejo es, nuevamente, que no abras la boca. No tienes por qué compartir información explícita tan rápido; deja eso para el proceso de atracción entre ambos. Que ella descubra tus logros mientras tú asumes el comportamiento que te haga ver como tal.


Me explico. Si eres un abogado exitoso o tienes un buen trabajo, puedes subcomunicarlo a través de tu conducta. Puedes dar a entender que eres un líder porque tienes iniciativa para proponer un lugar donde tomar algo o sabes tratar a las personas en una reunión. Aquí tu comportamiento es el que le dice a ella: “esta persona tiene las características de un líder y es muy carismático”. A ella no le importa mucho tu puesto de gerente (a menos que esté buscando un sugar daddy), a ella le importa sentirse cómoda y pasarla bien.



Otro de los errores que te resta atractivo sin que te des cuenta es que


3. Tomas todo lo que te dice como personal


Si una mujer está interesada en ti, te pondrá pruebas para comprobar de lo que estás hecho. Puede tomarte el pelo, hacerte una broma que vaya en contra de lo que haces o contradecirte directamente en algo. Esto sucede porque ella quiere estar segura de por qué te ha elegido a ti, así que no te lo tomes personal.


El hombre es responsable del contexto y la dirección de la interacción con una mujer, así que debes liderar. Deja que ella sienta esta fortaleza y guía a lo largo del encuentro, cita o relación.


Y para ello debes mantenerte en tu centro. Esto significa que nada de lo que ella u otras personas digan o hagan puede sacarte de tu estado relajado y confiado.


Las mujeres siempre están observando y midiendo tu comportamiento para saber si es seguro para ellas bajar sus defensas y abrirse hacia ti. Las mujeres responden emocionalmente a un hombre que es fuerte, que está en su centro y que tiene confianza. Así que ya sabes cómo actuar la próxima vez que escuches un comentario que te pueda hacer dudar de ti mismo. Solo relájate, mantén tu estado calmado y haz una broma al respecto. No te lo tomes personal.



vamos con la siguiente


4. Eres demasiado caballero


Este es el típico error que cometen los hombres por ver muchas películas, series o telenovelas.


A ver, no estoy diciendo que ser atento y cortés sean malos atributos. Todo lo contrario, son cualidades bastante atractivas. El problema es cuando las llevamos al extremo.


¿Has oído hablar del síndrome del caballero blanco? Aquí algunos hombres conciben a las mujeres como seres puros a las que hay que proteger y siempre cuidar su honor.


Si este es tu caso, lo que en realidad estás haciendo es situarlas por debajo de tu nivel y esto es poco atractivo para ellas. Las mujeres no quieren ser salvadas o que asumas un rol paternalista con ellas cuando se están conociendo (mucho menos en pleno siglo XXI).

Sí, ellas quieren ser protegidas emocionalmente, pero luego de abrirse contigo.


Y si lo único que haces es actuar como “buen tipo” y ser extremadamente complaciente con ella, no solo no lograrás que ella se abra contigo, sino que pensará que la tratas bien solo a cambio de algo (o sea, te verá como un necesitado; y estoy seguro de que no quieres eso).



Y esto me lleva al último y más peligroso error de hoy:


5. Recompensas sus malos comportamientos


Usualmente, cuando conocemos a una chica y las cosas comienzan a ir bien, actuamos de la forma en que nosotros pensamos que podemos agradarle. Y lo hacemos porque queremos que ella se sienta cómoda a nuestro lado.


Todo bien por ahí. El problema ocurre cuando priorizamos que ella se sienta cómoda por encima de nosotros mismos. Esto tiene el peligroso efecto de que recompenses sus malos comportamientos y que no pongas límites.


Y es peligroso porque muchos hombres no se dan cuenta de que han caído en este problema sino hasta ya avanzada la relación. Así que nunca respondas con amabilidad si te sientes atacado por tu pareja. Tenemos que comprender que somos personas valiosas y que estamos en proceso de incrementar aún más nuestro valor. Si estamos yendo por la vida aceptando malos tratos, lo que estamos comunicando es que no nos valoramos a nosotros mismos y que no tenemos problema alguno con sentirnos menos.


Solo pregúntate: ¿Si tu amigo o un compañero de trabajo te tratase de forma irrespetuosa, lo dejarías pasar e intentarías hacerle sentir bien? Lo más probable es que le pidas que no te trate así o simplemente te retires del lugar.


Y si tú eres una de esas personas que permite que su pareja lo trate mal solo para hacerla sentir bien y que te amé más, déjame decirte que esa actitud te está generando el efecto contrario: ella te concibe cada vez más como alguien poco atractivo porque no te valoras.


Ahora sí, démosle la vuelta a estos 5 errores y convirtámoslo en 5 cualidades:


1. Haz que hable el 70% u 80% del tiempo.

2. Hazle saber tus cualidades a través de tu comportamiento, no de tus palabras.

3. Lidera y mantente en tu centro.

4. Deja lucir tus dotes de caballero una vez que ella se haya abierto contigo y

5. Demuestra firmeza y autoridad en tu relación.



Espero que te haya gustado el newsletter semanal. Y, como siempre, recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el siguiente artículo. Chau.


 

Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento


 

Haz clic en la imagen del día aquí debajo y te llevará a mi página de Instagram. Cuando llegues ahí haz clic en el botón de "Seguir". Subo bastante información, frases y videos cortos cada semana.