7 Comportamientos que te hacen ver Socialmente Inepto en tus Conversaciones.

Newsletter de Coaching

7 Comportamientos que te hacen ver Socialmente Inepto en tus Conversaciones.


Internet está lleno de tutoriales que te prometen trucos y claves para ser más carismático o tener más confianza. Y puedes encontrar de todo. Mis clientes de coaching usualmente llegan con ideas bien extrañas que vieron en YouTube o TikTok y que les trajeron pésimos resultados. Es por eso que hice una lista con 7 creencias o mitos sobre carisma y confianza que no solo te restan atractivo, sino que te hacen ver socialmente inepto (lo siento, tenía que decirlo).


Vamos con el primero:


1. Sonríes Indiscriminadamente

¿Crees que basta con sonreír para ser más carismático? Pues la verdad es que la sonrisa es muy poderosa y te puede abrir un sinfín de oportunidades.

Esto es lo que te dirán muchos videos en YouTube y tienen razón ¡Pero debes hacerlo bien y sin exagerar!

Un estudio de la Universidad de Oxford demostró que sonreír demasiado en el trabajo transmite una sensación de poca competencia profesional. Y si eres hombre, te irá incluso peor en el campo de la atracción porque un estudio de la psicóloga Jessica Tracy de la Universidad de Columbia concluyó que las mujeres califican a los hombres que sonríen mucho como menos masculinos y menos maduros en una primera cita.

Mi recomendación: no sonrías en exceso si no estás acostumbrado a hacerlo. Pero mucho mejor que eso, no des la misma sonrisa a todo el mundo. Quieres que las personas sientan que tu sonrisa es exclusiva a ellos y no que se la regalas a todos con los que te cruzas. Por eso demórate un poco en sonreír cuando conozcas a alguien. Cuenta hasta 3 y poco a poco inunda una sonrisa en tu rostro. La persona se sentirá especial y ahí realmente estarás aprovechando el poder de una verdadera sonrisa.


2. Escuchas, pero no demuestras que escuchas

Quizá has escuchado la frase “el mejor conversador es el que mejor escucha y el que menos interviene”. El problema viene cuando escuchas, pero no lo demuestras con hechos: te conviertes en un oyente pasivo y aburres a los demás porque sienten que están hablando solos.

Por eso debes tener en cuenta tu lenguaje corporal. Lo más sencillo que puedes hacer es poner una mano sobre tu rostro para demostrar interés en lo que la otra persona te cuenta.

También te recomiendo vocalizar palabras completas para demostrar interés. En vez de quedarte callado puedes ir diciendo: “entiendo tu punto”, “interesante” o “eso es algo muy lindo”.



3. Tu historia no es tan interesante

¿Alguna vez hablaste con alguien que empezó una historia larguísima que no te importaba? Quizá mágicamente te dieron ganas de ir al baño solo con tal de huir.

Así hayas ganado la lotería y pienses que los demás se morirán luego de enterarse, debes asegurarte de generar interés primero, si no te quedarás hablando solo.

Una técnica que no falla es anticipar tu historia como si fuera el tráiler de una película. Empieza revelando un dato que llame la atención para saber si a los demás les interesará. Puedes decir algo como: “Adivinen quién se va a comprar una casa de playa”. Los demás se intrigarán, captarás su atención y ahí les dices: “Pues yo, porque me gané la lotería”. Anticipaste, generaste interés y revelaste un dato importante tal y como lo hace un buen tráiler. Ahora ya puedes contar tu historia.


4. Comentas tus inseguridades, pero…

Esto aplica para quienes llevan al extremo el consejo de “muestra tu vulnerabilidad” o “muéstrate cómo eres”.

Mucho cuidado con esto porque veo gente nerviosa que lo primero que hace cuando conoce a alguien es decirle que está nerviosa. Comunicar tus inseguridades no solucionará tu problema porque las emociones son contagiosas.

La otra persona te escuchará y también se sentirá incómoda. Él o ella aún no te conoce y no tiene la obligación de cargar con tu estado de ánimo y mucho menos si es negativo.

Además, refuerzas el hecho de que te sientes incómodo en vez de enfocarte en salir de ese estado.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es respirar conscientemente: Inhala 3 segundos por la nariz y exhala 6 segundos por la boca durante 2 o 3 minutos. Verás la diferencia de inmediato y comenzarás a enfocarte en las cosas que pasan a tu alrededor.



5. Te ríes de ti mismo sin importarte tu dignidad

Si bien reírse de uno mismo es un signo de confianza, también es una señal de inseguridad si lo haces mal.

Muchos piensan que, si se burlan primero de sí mismos, sin importar cómo, harán que los demás se burlen menos de ellos. El problema viene cuando se ríen de cosas que verdaderamente les afectan y los demás se dan cuenta. Se convierte en un escenario triste y algo patético.

La solución es simple: ríete de cosas que no te afecten. Pregúntate si esa broma que estás haciendo sobre ti te incomodaría si te la hiciera otra persona. La clave de todo es que no abuses de este recurso. Úsalo con estrategia.


6. Haces contacto visual de psicópata

El contacto visual no es mirar a una persona como un desquiciado. Este es el peor error que puedes cometer, especialmente en tus primeras interacciones.

Si estableces contacto visual prolongado con alguien que recién estás conociendo, pasarán dos cosas: o pensará que eres un psicópata o que no estás respetando su espacio y es normal que haya una barrera entre ambos porque aún no construyen confianza.

En ambos casos pierdes, por eso debes ser estratégico. Hay 3 formas de usar el contacto visual. Si estás en un grupo, asegúrate de mirar a todos al menos una vez. Si estás hablando con un extraño, utiliza la regla del 50/70: 50% de contacto visual mientras hablas y 70% de contacto visual mientras escuchas.

Ahora, sí estás hablando con una persona que sabes que está ligeramente atraída o interesada en ti, en ese caso sí te recomiendo prolongar tu mirada el mayor tiempo posible. Mantén tus ojos pegados para que potencies más esos sentimientos que ya tiene hacia ti.



7. Abusas del “poder del silencio”.

Si eres fan de Peaky Blinders y piensas que “la persona callada es la más peligrosa” solo te recomiendo que no lo lleves al extremo.

Una cosa es ser misterioso para generar interés, lo cual está bien y es chévere, y otra cosa diferente es ser misterioso porque en el fondo te da miedo llamar la atención. Así que sé sincero contigo mismo, porque si lo haces por lo segundo lo único que conseguirás será que te releguen de cualquier conversación o que ni siquiera se percaten de tu existencia.

Puedes mantener tu aura misteriosa todo lo que quieras, pero al menos asegúrate de mostrar a los demás que estás ahí. Por eso mi recomendación es que seas tú la persona que busque conversación. Solo piénsalo: tú tomas la iniciativa, interesas a los demás y luego te vas dejándolos con ganas de más.


Acción de la semana: Identifica tu error y corrígelo

Empieza de a pocos. Si te sentiste identificado con más de un comportamiento equivocado de esta lista, empieza con uno y brinda una de las soluciones que se conversaron en este video. Mejorarás en poco tiempo tus interacciones con personas.

Y sé que puede ser complicado llevar a la práctica todo lo que te enseño en mis newsletters porque muchas veces no sabemos por dónde empezar: queremos darle un orden a todo y tener la figura completa; queremos ir en serio.

Si este es tu caso, entonces te invito a separar tu llamada gratuita de consulta de 10 minutos conmigo para enterarte en qué consiste mi programa de coaching “Socialmente Increíble”.

Aquí te enseñaré a elevar tu nivel de confianza y convertirte en una persona carismática con toda la facilidad del mundo para iniciar conversaciones, conectar dentro de una interacción con mucha facilidad y conocer a las personas que tú siempre quisiste.

Así que agenda tu cita para empezar el programa que cambiará la forma cómo interactúas con las personas para siempre.

Recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo newsletter.




 

Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento