Buscar

7 Respuestas Inteligentes para cuando Alguien te Insulta

Newsletter de Coaching



En el Newsletter de hoy aprenderás 7 formas de responder un insulto para hacer que la persona que intentaba humillarte nunca más se atreva a hacerlo de nuevo. Empezaremos desde el menos recomendable hasta la salida más carismática que te hará ver como una persona con extrema confianza.


Empezamos:




1. Devuelve el golpe sin responder al insulto

Lo primero que busca nuestro cerebro cuando siente que nos están atacando es defenderse, y por eso solemos utilizar cualquier cosa para devolver el golpe.

Donald Trump es el maestro de esta técnica. Cuando salieron los resultados de las elecciones presidenciales, un periodista le hizo esta pregunta:

“Sr. Trump, ¿Qué opina de los millones de norteamericanos que estamos asustados por tener a un gobernante como Ud.?

Él respondió:

“Opino que eres un pésimo reportero”.

Auch.

Cuando te enfocas solo en devolver el golpe, desacreditas a la persona sin siquiera hacer referencia a su insulto y rediriges la atención hacia el nuevo insulto que tú acabas de lanzar.

El problema es que esta técnica no te ayudará a resolver un conflicto, sino simplemente a hacerte quedar mejor que tu oponente. Es la que menos recomiendo, pero aun así, existe una variante chévere que puedes usar.

Simplemente, utiliza un insulto que esté al mismo nivel que el de la persona que inició todo. Solo debes asegurarte de que sea más ingeniosa que la anterior. Y Connor McGregor sabe cómo hacerlo.

Urijah Faber le dijo: “Pareces un algodón de azúcar naranja”.

Connor le responde: “Tú te ves como un skateboarder retirado de 50 años”.

Estamos de acuerdo sobre quien hizo la mejor broma, ¿Cierto?

De todas maneras, esta técnica es acertada solo si ambos están bromeando. Si tu intención es hacer daño la acabarás pagando caro. Vamos con una salida un poco más carismática.


2. Interrumpe el insulto

Aquí la anticipación lo es todo. Cuando una persona está siendo pasivo agresivo con nosotros o quiere hacernos sentir mal, lo irá revelando progresivamente. La clave está en identificarlo y no dejarlo continuar.

Si lo interrumpes, te muestras como una persona con autoridad y confianza. Pero no solo eso, también demeritas su insulto porque le das el mensaje de que fue predecible.

Eso sí, si el marco de la conversación es graciosa y solo lo interrumpes, puedes quedar como un amargado a pesar de que eres la víctima. Por eso aprovecha que la otra persona empezó primero para liquidarlo con algo ingenioso.



3. Usa el insulto en su contra

Esta técnica es mucho más efectiva que las anteriores y tiene dos variantes: puedes aceptar el insulto y devolvérselo como Chris Rock a Jay Leno.

Chris: Mis películas no son la gran cosa

Jay: Eso ya se sabía (risas)

Chris: Hey, tú también hiciste una película. Y tu película fue directo a audio

O simplemente puedes no aceptar el insulto, pero usar el tema para dar una respuesta equiparable.

Te pongo un ejemplo. Mau Nieto insinúa que Franco Escamilla no usa chistes originales. Pero, el tema de fondo va sobre si Franco es realmente gracioso o no. Franco no responde textualmente el ataque, pero devuelve el insulto haciendo ver que su oponente no da risa.

“Cuando te conocí dije: Ah, qué muchacho tan gracioso. Qué muchacho tan cagado. Y luego te vi haciendo show y dije: Ah, no”.

Ahora, las 3 técnicas que he tocado tienen un gran defecto: requieren de ingenio y de que pienses rápido en una respuesta mucho mejor que la de tu oponente. Si esto último te cuesta trabajo, entonces:


4. Desacredita el insulto

En otras palabras, no insultes a la persona, sino al insulto. Esto te hará quedar mucho mejor parado que la otra persona, en especial si ella es la que te está atacando directamente.

Aquí también haces ver el insulto de la otra persona como predecible. Algo que hizo quedar mejor parado a Franco Escamilla del resto de comediantes. En especial cuando Omar Chaparro se burló más de una vez de su peso.

“Otro chiste de gordos”.

Una estrategia mucho más sutil, que no requiere pensar tanto y que te asegura que la otra persona no tome tu insulto como algo personal. Ahora, si quieres una respuesta más carismática aún, entonces:



5. Toma el insulto como un cumplido

Esta es una de mis favoritas. Si te hacen un comentario malintencionado o sarcástico, lo mejor que puedes hacer es responder como si te estuviera halagando. Esto es genial porque la otra persona tendrá que reconocer que no estaba siendo grosero y aceptar que te estaba haciendo un cumplido, ya que tú lo tomaste así. Si lo llevas de la manera perfecta, lo harás quedar como un tonto.

Pero mucho mejor que eso:



6. Responde literalmente

Una excelente forma de demostrar que nada te afecta es respondiendo los insultos o comentarios sarcásticos al pie de la letra.

Chelsea: “¿Flotas bastante en el océano?”

Andy: Sí, ¿Tú te hundes? Quizá sea por tu corazón de hierro.

Esto es algo que puedes utilizar en todas tus interacciones en vez de enfadarte y escalar a un potencial conflicto. Andy Richter tomó ese insulto de manera literal y respondió con una pregunta que destruyó a Chelsea Handler. Una salida muy carismática, pero ni de cerca al nivel de la siguiente:



7. Expande el insulto

En mi opinión, la forma más carismática de responder a un insulto es aceptándolo y agregando algo al respecto.

Ryan Reynolds es el rey en esto y es por ello que muy pocos pueden ganarle. Mira como liquida en segundos a Josh Brolin sin siquiera darle tiempo para que termine su insulto.

Josh: “¿Sabías que no he visto Green Lantern?”

Ryan: “Yo tampoco”

Josh: “¿Tú tampoco?”

Ryan: “Ni siquiera la editora lo vio”.

Expandir el insulto que otra persona te hace a ti significa que refuerzas ese mismo insulto para darle el mensaje a tu agresor de que tienes más creatividad que él. Es la forma definitiva de demostrar confianza y de que nada ni nadie te afecta en este tipo de situaciones.

Obviamente, llegar a este nivel requiere que tengas un nivel superior de confianza. Pero esto no es imposible. Adquirir confianza es una habilidad que puedes lograr en el menor tiempo posible con la guía adecuada.

Si lo que buscas es multiplicar tu confianza para hablar con personas, elevar tu carisma y hacerte respetar al instante, te invito a mi programa de coaching 1 a 1 “Socialmente Increíble”. Vengo enseñando este programa durante más de 10 años y a través de este método he ayudado a más de 1300 personas a mejorar sus habilidades con personas.

Solo tienes que separar tu llamada gratuita de consulta de 10 minutos conmigo para enterarte como te puedo ayudar a construir la vida social que siempre quisiste.

Recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Newsletter.







 


Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento