top of page

Cómo Convertí la Autocrítica en Motivación

Newsletter de Coaching


La autocrítica solo nos hace sentir mal. La autocorrección, en cambio, puede ser una herramienta divertida y emocionante para nuestro crecimiento y darnos mayores resultados.


Ayer, mientras trabajaba en un próximo curso, tuve de repente una revelación.


Esta revelación fue lo suficientemente significativa como para incluirla en el curso. Pero hacerlo requeriría que no solo reorganizara todo el plan de estudios, sino que reescribiera todos los guiones que había escrito hasta ahora.


En el mejor de los casos, esto significaba que había perdido tres días completos de trabajo. Pero en realidad, probablemente me costó mucho más que eso.


Hubo un tiempo en el pasado en el que esto me habría molestado mucho. Me habría criticado a mí mismo por no haber pensado en ese asunto antes. Me habría molestado por todo el tiempo que había dedicado a hacer un trabajo que ahora tenía que volver a hacer.


Y, para ser terriblemente honesto, también habría considerado seriamente ignorar esta nueva idea y mantener el curso tal como estaba, aunque habría sabido que el curso sería menos útil si lo hacía.


(Me gusta pensar que al final habría realizado los cambios. Aunque definitivamente habría implicado alguna mala cara, un poco de enojo, una disminución en mi motivación y probablemente aún más tiempo perdido).


Emocionate cuando cometas errores


Sin embargo, ayer me emocioné por mi error.


Sabía que esta nueva idea y los cambios que ahora tenía que hacer no solo mejorarían el curso, sino que también ayudarían a mucha más gente.


Y quiero decir que me emocioné de verdad.


Estuve tan emocionado que deje mi escritorio y me fui a nadar para desahogarme.


Entonces, ¿cómo ocurrió este cambio?


¿Cómo pasé de ser el tipo que se maltrataba en cada oportunidad que tenía, a alguien que se emociona tanto que no puede quedarse quieto cuando se da cuenta de que ha estado pensando en algo de manera incorrecta?


Bueno, provino de cambiar un patrón de pensamiento simple y habitual.


Dejé de creer que los errores me decían algo malo acerca de mí mismo. Que cometerlos significaba que de alguna manera no era valioso o "lo suficientemente bueno".


En cambio, comencé a sentir curiosidad e incluso emoción por lo que podía aprender de mi error y cómo eso me ayudaría.


Centrarse en pensamientos que nos dicen que cometer un error significa que de alguna manera no somos lo suficientemente buenos es autocrítica y no es útil en absoluto.


Pero cuando observamos lo que hemos aprendido de ese error y cómo esa nueva comprensión nos ayudará a mejorar en el futuro, estamos autocorrigiéndonos.


Y autocorregirse nos permite aceptar lo que ha sucedido y utilizarlo como otro ladrillo para construir la vida que queremos.


Y la única forma de cambiar nuestros pensamientos habituales es practicar repitiendo pensamientos nuevos y más útiles cada vez que tengamos la oportunidad.


Ser consciente de que el sentimiento de no ser lo suficientemente bueno solo proviene de nuestros propios pensamientos. Y saber que los pensamientos que repetimos activamente con más frecuencia son los que tienden a surgir en nuestra mente por sí solos también.


Cómo convertir la autocrítica en algo positivo.


Cuando comencé a hacer este cambio, literalmente tenía una nota en mi pared que decía "¿cómo mejorará esto las cosas?"


La nota tenía la intención de recordarme que me hiciera esa pregunta tan a menudo como fuera posible. Y especialmente cuando estaba atrapado en pensamientos autocríticos.


Es importante saber que rara vez cambió lo que estaba pensando o sintiendo en el momento.


Pero con el tiempo, mi pensamiento autocrítico habitual comenzó a ser reemplazado por este nuevo pensamiento. Simplemente porque seguía haciéndome esa pregunta todos los días, y tan a menudo como podía.


Mi cerebro se acostumbró tanto a hacer esta nueva pregunta que se sintió cómodo con ella y se volvió fácil de pensarla.


Y dado que nuestros cerebros son realmente ociosos, generalmente se enfocarán en lo que es más fácil de pensar.


Así que, por favor, si tienes el hábito de ser autocrítico, practica hacerte preguntas como estas. Si te mantienes en ello y lo haces en cada oportunidad que tengas todos los días, no pasará mucho tiempo antes de que sientas un cambio también.


Hay algo más que quisiera contarte


Si deseas empezar a trabajar en ti pero estás tomando mucho tiempo en llegar a ese resultado que anhelas, me encantaría ayudarte.


Mi programa de coaching 1 a 1 tiene como objetivo potenciar tus habilidades sociales (confianza, carisma e influencia) para alcanzar las metas o problemas que estás buscando resolver, independientemente del motivo o creencias negativas que tengas actualmente.


Mediante sesiones virtuales (completamente personalizadas y prácticas) detectaremos y trataremos aquellos aspectos que te están limitando en la actualidad con el fin de superarlos.


Pero, sobre todo, te ofreceré las herramientas necesarias para que tú mismo puedas seguir perfeccionando estas habilidades luego de terminar las sesiones.



Separa tu llamada de consulta para enterarte como te puedo ayudar para que construyas la vida social que siempre quisiste y alcanzar tus metas.


Y, recuerda, como siempre, que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Blog.

Comments


bottom of page