Buscar

Cómo Romper el Hielo e Iniciar Conversación en Eventos Sociales

Newsletter de Coaching

Déjame enseñarte 3 técnicas comprobadas para romper el hielo en eventos sociales, sea networking, una reunión de noche o una fiesta. No interesa. Estas 3 técnicas no solo te permitirán iniciar conversación, sino también conectar con facilidad. Y si te quedas hasta el final te revelaré la mejor forma de cerrar una conversación para que tu primera impresión nunca sea olvidada.


Soy Matías de Coach Social y empezamos ahora mismo.



Técnica 1: Haz del anfitrión tu aliado

Pongámonos en perspectiva. Te invitaron a una reunión y te interesa alguien, pero no sabes como entrar y generar conversación.

Solo tienes que pedirle al anfitrión que te presente con las personas que quieres conocer. Algo como: “Oye, Pablo, ¿Quién es esa persona de allí? Será suficiente para que el anfitrión te lleve al grupo y haga una introducción formal para que dejes de parecer un extraño. Esta es la mejor manera de entrar en un grupo que no conoces: siempre guiándote de alguien que pueda hacer de mediador entre ustedes.

Además, es muy útil si eres una persona tímida y te cuesta acercarte por tu cuenta ante tantas personas. Tranquilo, no vas a quedar como un necesitado (si esto era algo que te preocupaba). Todo lo contrario, a los anfitriones les encanta hacer este tipo de favores por sus invitados porque ese es su trabajo: conectar a las personas que van a su evento. De hecho, le estás diciendo de manera indirecta: “Tus invitados, tus amigos son muy interesantes” y por este hecho se sentirá muy halagado. Así que debes convertirlo en un buen hábito y le estarás haciendo un favor a todos pero, sobre todo, a ti mismo.

Ahora, si el Host se encuentra muy ocupado, no lo interrumpas solicitando una introducción formal con esa persona. En este caso, solamente acércate a él para pedirle algo de información útil que puedas utilizar a tu favor e iniciar conversación. Lo que necesitas en un gancho, y este puede estar relacionado con el trabajo, interés u hobby de esa persona. Algo como: “Oye, José, ¿Qué hace esa persona?, porque me gustaría conocerla”. José podría decir: “Su nombre es Pedro. No recuerdo que es lo que hace, pero tiene una banda de rock”. Un dato suficiente para que te acerques y puedas hablar acerca de música.

Ahora que ya tienes la información, lo único que tienes que hacer es acercarte a la persona o grupo de personas y utilizarla como un gancho eficiente para empezar conversación. Algo como: “Oye, Pedro, el anfitrión me comentó que tienes una banda de rock. Qué chévere” o algo como “yo solía tener una banda de rock cuando era más joven”; y así estás empezando una conversación que a la otra persona le va a encantar por dos motivos: tienes un lazo en común con el anfitrión y estás empezando por gustos en común.

No necesariamente tienes que tener un gusto por eso, pero úsalo de la manera más creativa posible para que la otra persona se interese en conversar contigo y verás lo efectivo que es. Si sigues esta técnica en sus dos variaciones nunca más te quedarás callado luego de decir: “Hola”.



Técnica 2: Ocúltate entre las sombras


“Matías, ¿Pero qué pasa si estoy en un evento de networking y no conozco a nadie?” Si no hay ningún host o anfitrión y estás por tu cuenta, entonces debes apelar a tu habilidad para escuchar.

Solamente debes mantenerte cerca del grupo con el cual deseas interactuar y esperar el momento correcto para intervenir con un: “Disculpa no pude evitar escuchar, pero…” Esto va a ser suficiente para iniciar conversación con un grupo de extraños, pero tienes que escuchar la señal adecuada: puede ser tu banda favorita, la universidad donde también estudiaste o el nombre de alguien conocido. Cuando escuches esta señal podrás entrar con bastante facilidad y las personas se sorprenderán gratamente de tu intervención.

Ahora, a fin de ahondar un poco más en esto, vamos con un ejemplo más específico. Digamos que estás cerca de un grupo con el cual quieres empezar una conversación y empiezan a hablar acerca de México. Ese el momento en el que tú dices: “disculpa, pero no pude evitar escuchar que acaban de llegar de México y justo estoy con planes de para allá pronto, ¿Qué tal son las discotecas por allá?” Las personas estarán más que encantadas de darte recomendaciones porque tiene que ver con una experiencia placentera y estás haciendo que brillen en ese momento para contarte algo importante para ellos. Solo tienes que escuchar atentamente estas señales que los demás están entregando todo el tiempo e intervenir en el momento adecuado.

¿Los agarrarás de sorpresa? Probablemente… ¿Lo superarán? Eventualmente… ¿Estarás dentro de la conversación? Absolutamente.

Técnica 3: Entra a la escena directamente


Más allá de todo lo que hemos dicho. La mejor manera de iniciar conversación con una persona, no solo en eventos sociales, sino en general, es el acercamiento directo.

Esto es más simple de lo que parece. Solamente debes acercarte, decir “Hola”, presentarte diciendo tu nombre y levantar ligeramente el mentón para verte con más confianza. Puedes seguirla con una pregunta interesante si quieres; lo importante es cómo te presentas: si la persona quiere conversar, entonces conversará contigo; y si no quiere, no pasa nada, pasas a la siguiente.

Recuerda que uno de los objetivos de un evento social es, justamente, conocer gente. Muchas personas estarán en sintonía contigo por eso. Bríndales la excusa para iniciar conversación, te aseguro que solo esperan a alguien que se atreva y este debes ser tú. Tú eres quién ha aprendido todas estas cosas siguiendo a Coach Social.

Eso sí, no bombardees a las personas con preguntas, pero haz unas cuantas para arrancar con la conversación. Las preguntas pueden ir desde “¿De dónde conoces al anfitrión?”, “¿A quiénes conoces en este lugar?” “¿Sueles venir a este lugar?” “¿Es la primera vez que vienes?”, y así en adelante. Con las preguntas adecuadas muchas personas iniciarán conversación contigo sin ningún inconveniente. Así que creo que las preguntas serán tu mejor recurso siempre que te quedes sin algo que decir. Lo importante es que empieces porque así como cualquier otra cosa, hacer conversación significa calentar inicialmente hasta que le agarras el ritmo y luego empiezas a fluir entre una persona y otra.

Recuerda que siempre debes usar tu contexto a tu favor para iniciar conversación. A esto yo lo llamo “señalar lo obvio”. Solo fíjate en lo que está ocurriendo y úsalo como un recurso. Por ejemplo, la música: “La música está increíble, ¿cierto?” o “Este lugar está repleto de personas”. Algo así será suficiente para iniciar una interacción con un extraño si esta persona está interesada en iniciar y continuar una contigo. Por eso no deberías tener miedo acerca de qué decir o preocuparte mucho por las palabras necesarias para empezar una conversación. Lo importante es la intención y la persona a partir de allí puede tomar la rienda para continuar la interacción contigo. Así que esto es importante, usa tu contexto y verás que tienes los suficientes recursos para conocer mucha gente.



Bonus: La mejor forma de cerrar una conversación


El psicólogo de la Universidad de Harvard Adam Mastroianni realizó un experimento donde estudió más de 900 conversaciones entre extraños y amigos y concluyó que las conversaciones casi nunca terminan cuando los dos interlocutores así lo quieren. Sin embargo, las personas que dijeron que hubieran preferido hablar más tiempo estaban igual de felices que los pocos que dijeron que la conversación terminó exactamente cuando querían.


Su conclusión: retírate de la conversación luego de su pico más alto. Es mejor dejar a las personas con ganas de más que aburrirlas cuando ya no hay mucho que decir. Si te vas en el pico más alto, ese será justamente el recuerdo que se llevarán de ti: el mejor recuerdo.


Solo asegúrate de que la otra persona se sienta bien incluso al final. Dile algo como “Oye, ha sido estupendo hablar contigo. Ya me tengo que ir, pero hay que vernos de nuevo”. Comunícale claramente que la pasaste bien y que te gustaría que volvieran a coincidir. Si tienes una tarjeta, dásela o si no, asegúrate de añadirlo a tus contactos de LinkedIn en ese mismo momento y delante de él.


Y si llegaste hasta el final del newsletter, entonces estás interesado en mejorar tus habilidades sociales y estoy seguro de que te encantará saber que puedes obtener resultados de manera acelerada, en solo unas pocas semanas.


Me refiero a multiplicar tu confianza para hablar con personas, verte carismático y sentirte bien interactuando y conociendo gente. Si esto es lo que buscas, te invito a separar tu llamada gratuita de consulta de 10 minutos conmigo para enterarte en qué consiste mi programa de coaching “Socialmente Increíble”. Es hora de conocer e impresionar a las personas correctas que sumarán enormemente a tu vida. El enlace está al final de este artículo


Y cómo siempre, recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo newsletter.




 


Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento