Buscar

Domina el arte de las conversaciones triviales

Puedes pensar que una charla trivial es intrascendente y una pérdida de tiempo, pero una pequeña charla es la puerta de entrada hacia nuevos contactos. Así que intenta prepararte para las preguntas inevitables que te harán: ¿de dónde eres?" o "¿qué haces?"


Y, debido a su naturaleza perenne, estas preguntas conllevan a respuestas monótonas, abruptas y poco atractivas. Entonces, en lugar de dar respuestas de una palabra como "Londres" y "Marketing", entra en detalles. Haz que la conversación fluya, conduciendo a un hecho o anécdota interesante que abra la puerta a otro tema.


P.ej. si tu ciudad natal es Washington DC, podrías mencionar que fue diseñada por el mismo urbanista que trazó los planos de París. Esto puede generar más conversaciones sobre viajes.


También, practica ser un buen oyente (sí, esto se practica) y saber cómo hacer que tu acompañante siga hablando.


No es necesario decir mucho, solo enfócate en este. De esta manera, estará demasiado ocupado hablando y se sentirán halagados por tu interés, como para notar que no estás diciendo mucho.


Todo empieza con poco.



9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo