¡Miedo a hablar en grupos!

Newsletter de video coaching


El miedo a hablar en grupos es una de las principales causas que nos frenan de conocer a más personas

Los números ciertamente pueden intimidar, muchas veces nos frenan a conocer gente que nos interesa, solamente porque están rodeadas de otras personas. Esto es algo completamente natural pero lo cierto es que termina por frustrar nuestros intentos de crear nuevas oportunidades con personas.

Este es el caso de uno de los suscriptores, que está experimentando este tipo de problema. Se le dificulta bastante hablar, acercarse a bordar en grupos cuando le interesa alguien que está en ese grupo, pero se le hace fácil cuando las personas están solas. Este es el caso de muchas personas también, pero qué podemos hacer para tener la confianza necesaria y acercarnos a esos grupos y realmente destacar, mostrar lo que somos, quiénes somos y tener éxito en ese tipo de relaciones.

Vamos a hablar acerca de la carta de este suscriptor que experimenta este problema y veremos cómo solucionarlo. Empezamos con la carta que dice así:


Los comentarios del suscriptor están en negrilla cómo aquí debajo en el cuerpo de este artículo para diferenciarlos de los míos.

Miedo a Hablar en Grupos

“Hola, espero que estés increíble, te escribo porque tengo una duda respecto a cómo conocer a gente que está en grupos. Resulta que me he dado cuenta que las personas que siempre me interesan conocer están acompañadas de otras personas. En mi caso, y estoy seguro que de en el de muchos, me resulta más difícil acceder a esos grupos en comparación a personas que no están acompañadas.”

Las personas suelen estar acompañadas en lugares públicos donde van a divertirse sanamente, como bares o fiestas; especialmente gente sociable, gente de alto valor social, usualmente está acompañada de otras personas de igual valor que estas. Gente así no suele ir a lugares solos. Estas personas suelen ser las más interesantes también. Es natural que sientas que si estás frente a más personas, más te juzgarán. Esto es parte del temor, tu atención también al mismo tiempo estará dividida en más personas, tendrás que enfocarte también en los demás, y la tarea de hacer las cosas bien resulta un poco más compleja. Este suele ser el origen del miedo y es algo que creo que todos nosotros experimentamos. Vamos a ver cómo podemos llevar esto adelante.

Seguimos con la carta.

“La otra vez intenté hablar con gente que estaba en un grupo, pero sentí que estaba invadiendo su conversación y que se preguntaban qué hacía yo ahí. No soy muy bueno leyendo el lenguaje corporal, pero esa fue la impresión que obtuve, ¿Crees que esto solo está en mi cabeza o que quizás estoy en lo cierto?”

El nivel de confianza que proyectas es lo que las otras personas terminan por aceptar. Si crees que estás invadiendo su conversación, quizás siendo inoportuno, así es como ellos te percibirán. Esto lo notarán en pequeños detalles, en pequeñas sutilezas, tus gestos, cómo te comportas, la velocidad a la que hablas, las palabras que empleas, entre muchas otras. Entonces, en pequeñas cosas empezarás a notar estas diferencias; quizás que la persona no se siente cómoda, que parece insegura. Y cuando haces ese tipo de cosas a los demás no les queda otra cosa más que aceptar la realidad que les ofreces. En otras palabras, está en tus manos creer en lo que tienes para entregar para que así las otras personas lo puedan aceptar.

Vamos a ver exactamente cómo adquirir esa confianza para entrar en grupos y que dejes de experimentar este tipo de problemas. Seguimos con la carta del suscriptor.


“Siento que es mucho más fácil si lo intento con un amigo que me acompaña a hablar con otras personas, pero ¿Qué pasa cuando estoy solo y quiero conocer a más gente? Son muy pocas las opciones que tengo cuando busco a personas interesantes que estén solas. Me preguntó si para tener más confianza en un grupo, ¿hay algo que pueda empezar a hacer?

Quiero entrar sin miedo y sabiendo qué decir. ¿Cómo puedo superar este temor?”

Empieza por reconocer todo lo que tienes que ofrecer a las demás personas para que no tengas que buscar esa validación en los demás y que a causa de eso tengas ese temor que origina tu falta de confianza. ¿Eres alguien chévere, eres alguien que sabe escuchar, eres alguien que le gusta dar buenos consejos, eres alguien intelectual que le gusta compartir buenas historias o buenas anécdotas?.

Si eres alguien así que tiene mucho que entregar, eso ya es bastante. Solo tienes que identificar cuáles son esas cualidades y saber que a muchas personas les interesa conocer a gente así. Son personas sumamente interesantes. Para eso solamente procura hacer una lista de todas esas buenas cualidades que posees, cualquiera que estas sean y verás que ese es el mejor regalo que le puedes ofrecer a cualquier persona que te conozca.

Debes reconocer el hecho de que todas esas cosas son un regalo para los demás. Tú eres un regalo para cualquiera que te conozca por primera vez. Tienes mucho que ofrecer, y si la persona por algún motivo no muestra ese mismo interés de vuelta entonces siempre debes saber que es la pérdida de esa persona. Pero el regalo que tienes tú estás ahí, y otros lo aceptarán.


Entonces, entrega exactamente eso, con la seguridad de lo que tienes. Luego de hacer tu lista y de revisarla, reescribirla, quizás agregar unas cuantas cosas que no habías considerado y tener la seguridad de qué esas cosas son, entonces verás lo fácil que es entrar en un grupo para entregar todo eso. Solo cuando entres, empieza hacer preguntas de calidad relacionadas a intereses genuinos que tienes sobre el grupo o una persona en el grupo. Interésate genuinamente en conocer a otras personas, haz preguntas que sean buenas para que las personas puedan elaborar y todo esto con una buena vibra que siempre debes emanar, tranquilo, manteniendo las cosas simples y dejando que te conozcan.

Deja que hagan las preguntas para conocerte a ti. No es difícil.


Es solamente cuestión de que adaptes tu acercamiento a esta nueva forma de hacerlo. Sabiendo cuánto vales, haciendo preguntas de calidad e interesándote genuinamente en las personas. Verás que con esa combinación empezarás a obtener respuestas muy favorables. Ciertamente a mí me funciona de maravilla, sé lo que tengo, que cuando lo ofrezco a las personas la gran mayoría lo aceptan con brazos abiertos y le parezca más interesante y procuro hacer preguntas de calidad para generar conversaciones interesantes, siempre con un interés genuino de conocer lo demás.


Espero que todo te haya ayudado y ciertamente no te olvides de visitar coachsocial.net si quieres conocer el plan de “Socialmente creíble” para convertirte en una persona con más confianza. Recuerda que eres increíble y que te veré en el próximo artículo. Chau, cuídate.

Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento


Haz clic en la imagen del día aquí debajo y te llevará a mi página de Instagram. Cuando llegues ahí haz clic en el botón de "Seguir". Subo bastante información, frases y videos cortos cada semana.