Buscar

Sentirte impotente, puede conducir a una impotencia real, pero existen remedios para esto


Como psicóloga y la autora, Amy Cuddy, expositora del exitoso video Ted “Tu lenguaje corporal puede definir quien eres” fue contactada una vez por Cassidy, una mujer que se sentía perdida e impotente en la vida.


Después de hablar con ella, Cuddy se dio cuenta de cuál era el problema: durante la escuela secundaria y la universidad, Cassidy había sido una atleta de éxito, especializada en atletismo. Pero después de graduarse de la universidad, su empoderadora vida atlética se desvaneció, dejándola sintiéndose indefensa e insegura.


La experiencia de Cassidy no es inusual. De hecho, es parte de un círculo vicioso que comienza con sentimientos de impotencia y resulta en cambios de comportamiento e impotencia real.


Este ciclo fue objeto de un estudio de 2003 del psicólogo Dacher Keltner, que mostró cómo los sentimientos de empoderamiento e impotencia afectan el sistema de enfoque. El sistema de aproximación está formado por una red de regiones en el cerebro que promueve la curiosidad, la aventura y la prueba de cosas nuevas. Naturalmente, el sistema de enfoque juega un papel importante en si alguien es socialmente extrovertido y está dispuesto a buscar oportunidades sociales y profesionales.


Por otro lado, está el sistema de inhibición, que promueve un comportamiento cauteloso. Sin embargo, cuando este sistema se vuelve demasiado fuerte, puede hacer que veas amenazas donde otras personas podrían reconocer oportunidades. Y pocas cosas desencadenan más tu sistema de inhibición, que los repetidos sentimientos de impotencia.


Por lo tanto, si alguien experimenta algunas situaciones de desempoderamiento, no es raro que la persona se detenga en estos eventos, permitiendo que el sistema de inhibición se haga cargo. Cuando esto sucede, la persona termina atrapada en una rutina de impotencia.


Afortunadamente, puedes salir de este círculo vicioso volviendo a concentrarte en los eventos positivos, ya que esto reactivará y fortalecerá el sistema de aproximación. Incluso si te sientes desempoderado en este momento, es probable que recuerdes un momento en el que tus acciones resultaron en un sentimiento de empoderamiento.


Prueba esta técnica desarrollada por Pamela Smith, profesora de Estudios de Gestión en UCLA San Diego: recuerda un momento de empoderamiento que está conectado con tus valores fundamentales. Tal vez fue un momento en el que te enfrentaste a un matón o te uniste a tus amigos después de elegir ser honesto y de corazón abierto.


Cualquiera que sea el momento, al recordarlo ahora, puede comprometerte con tu sentido de empoderamiento, lo que mejorará tu estado psicológico al fortalecer tu sistema de aproximación.



Para aprender fortalecer tu autoconfianza, separa una llamada gratuita de 20 minutos para conocerme y descubrir cómo puedo ayudarte mediante el programa de coaching individual que ofrezco.


Separa tu llamada aquí: https://www.coachsocial.net/20mingratis


Eres increíble.


Matías

Coach Social



4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo