Buscar

Siento Ansiedad al Hacer Contacto Visual

Newsletter Video Coaching


Cómo manejar la ansiedad generada por contacto visual con extraños.


En este video coaching newsletter discuto el correo de un suscriptor que pregunta qué hacer para remediar la ansiedad que siente al hacer contacto visual con extraños mientras camina por la calle. Ha notado que muchas personas reaccionan de manera incómoda a su propia incomodidad y esto lo ha llevado a cuestionarse porque ocurre.


Mis comentarios están en negrilla cómo aquí debajo en el cuerpo de este correo, para diferenciarlos del correo del suscriptor.


Siento Ansiedad al Hacer Contacto Visual


En el video newsletter de hoy, leeremos la carta de uno de los suscriptores que tiene problemas para hacer contacto visual, de hecho este problema es un problema muy común en el mundo de las habilidades sociales. Muchas personas tienen un nivel de ansiedad moderado, las personas que me siguen tienden a preguntar cosas muy similares sobre su ansiedad, y cómo los afecta con extraños, colegas o con personas que ya conocen. En muchos casos el nivel de ansiedad es moderado, en otros es más leve y en otros es mucho más alto. Sin embargo, hay muchas prácticas, muchas formas de manejar esto y reducirla enormemente al punto que podamos vivir una vida tranquila, con un buen manejo de nuestra ansiedad. Sólo se necesita: algo de técnica, algo de práctica y ser constantes.


En el tiempo desarrollarás la habilidad necesaria para sobrellevar tu ansiedad y tener buenas relaciones, relaciones sanas y conocer personas sin dificultad y sin intermediarios, ya sea en el trabajo o en lo personal.


Con eso dicho, vamos a empezar con la carta de este suscriptor.


Correo del suscriptor:


“Hola, me llamo Juan. Un gusto saludarte, Matías”. Un gusto saludarte, Juan. ¿cómo estás?.


“No he visto a nadie hablar de este tema, últimamente he observado un comportamiento en la sociedad y me encantaría saber tu opinión al respecto. Cuando voy caminando por la calle y me encuentro a una persona que viene caminando en la dirección contraria hacia mí, me refiero a un desconocido, que simplemente va pasando por la misma calle que yo o varias personas que caminan juntas y yo voy caminando hacia ellos. He notado ansiedad en mí, me hace actuar diferente, no sé a dónde debería dirigir la mirada, me siento incómodo. Miro al piso, hacia los lados, los miro a ellos, etc.”



“Este comportamiento también lo he notado, lo he observado en ellos. Algunos, prefieren disuadir esa ansiedad mirando su teléfono móvil o mirando hacia el suelo.”


De hecho, este comportamiento que notas en las demás personas es sólo un reflejo de cómo te comportas tú con estas. Las personas tienden a reaccionar a cómo te comportas tú, generalmente. Es decir, en otras palabras las emociones son contagiosas y muchas personas al notar ansiedad en nosotros, simplemente no pueden evitar sentirse ansiosas. Si nosotros tenemos alguna incomodidad, usualmente, tendemos a transferir esa incomodidad a las personas que nos rodean, a las personas que están con nosotros. Por eso es que es muy importante tener mucho cuidado con nuestro nivel de energía, nuestro lenguaje corporal, la actitud con la que nos presentamos en un grupo porque puede traerlo abajo y en este caso la mayoría de las personas solamente están reaccionando a tu comportamiento y esto se refleja a través de tus gestos, obviamente en este caso a través de tu mirada y muchas otras veces puede ser por tu postura, por lo que estás haciendo con las manos, con los pies y quizás te sientes tan incómodo que estás completamente evitando a las personas.


Esto es fácil notar, en otras ocasiones simplemente detectan tus microexpresiones, esas pequeñas microexpresiones que suceden en una fracción de segundo en nuestro rostro y que no podemos controlar. Son simplemente emociones que estamos sintiendo, entre otras señales o evidencias que le dicen a los demás y me siento no me quedo como es incómodo como “no sé qué decir”, “no sé qué hacer” entonces las personas tienden a captar estas pequeñas evidencias.



“Sé que no soy el único al que le pasa saber que no eres el único al que le pasa”.


Saber que no eres el único es una excelente técnica, de hecho es una técnica de transferencia de responsabilidad, en donde saber que no somos los únicos que experimentamos esas emociones, esas esas sensaciones, ese malestar que nos genera la ansiedad. Aliviará enormemente cómo te sientes, esa mala sensación, esa ansiedad que se siente.

Solo con pensarlo, incluso lo puedes decir en voz alta, que no eres el único que está experimentando eso. Saber que otros al igual que tú experimentan eso mismo, en ese preciso instante que te está ocurriendo, miles de personas alrededor del mundo están experimentando eso. Sólo con traer ese pensamiento, invocar ese pensamiento en el momento que te ocurre, verás como te alivia y te quita ese peso enorme de tus hombros y aliviará tu ansiedad saber que no eres el único, saber que no somos los únicos que experimentamos algo malo, algo que no va con nosotros, algo que no esperamos.



Saber que no somos los únicos nos dará bastante comodidad. “...y no he visto a nadie hablar de esto, ¿qué recomiendas hacer?, ¿Hacia dónde mirar, debo bajar la mirada para que no se intimide? que tengas un excelente día.”


bueno Juan, practica sostener la mirada durante más tiempo a lo largo del día, es decir, si quieres mejorar necesitas repetir, necesitas exponerte lo suficiente para que puedas, eventualmente, llegar a un punto en donde te sientas cómodo con el contacto visual que tienes. el tema es la incomodidad, si sientes incomodidad, velo como una señal de aprendizaje. Sólo podemos aprender fuera de nuestra zona de Confort, cuando estamos cómodos no aprendemos. Pero cuando nos sentimos incómodos, hay una lección que extraer de eso.


Por eso aprender habilidades sociales siempre será incómodo, por exposición, por el qué dirán, por el cómo te verás, por pensar demasiado acerca de lo que estás apunto de hacer. No interesa, la incomodidad es parte natural del aprendizaje por donde quiera que lo veas y esto no es para nada distinto. Así que esa incomodidad siempre va a estar ahí mientras estés aprendiendo a hacerlo mejor mientras desarrolles un buen nivel de habilidad. Con el que te sientas contento, con el que te sientas tranquilo. Eventualmente eso va a suceder, sólo tienes que ser paciente, tener una buena técnica y esperar para obtener los resultados que buscas.


Una buena técnica es intentar identificar los colores de los ojos de las personas, los distintos matices que percibes en los ojos de las personas, qué color son sus ojos, son azules, son verdes, son plomos, ¿qué color?. Cuántos colores puedes identificar, cuántos distintos matices, ese es un buen juego que te puede ayudar enormemente a mejorar tu contacto visual con la gente. Y oportunidades de práctica abundan en la calle, así que, aprovecha y sólo intenta mantener el contacto visual cada vez un poco más de tiempo con cuantas personas puedas, con cuántas personas se te crucen. Si no pudiste como una, siempre hay una próxima, y luego, cuando ya empieces a tener ese contacto visual, cuántos segundos puedes sostenerlo.



Sigue y cada vez intenta sostenerlo un poco más, no te enfoques tanto en el tiempo sino más bien en identificar esos colores que son parte del ejercicio. Es así que cuando lo haces lo suficiente cada vez podrás sostener un poco más la mirada y cuando eso suceda, cuando ya tengas la suficiente práctica podrás migrar a algo un poco más complejo, como por ejemplo: sonreír. Ya cuando empiezas a sonreír entonces te darás cuenta que muchas personas, quizás te devuelvan la sonrisa. Y cuando domines eso, puedes pasar no sólo sonreír, sino también a decir hola y te sorprenderás la cantidad de personas que te devolverán el saludo.


Va a depender de la cultura del país donde te encuentres, dónde es costumbre o no saludar extraños y sonreír.


Aquí en Latinoamérica, yo me encuentro en Perú, eso no es una costumbre, no es usual. Hasta de hecho, cuando yo lo he hecho muchas personas simplemente no saben cómo reaccionar, no saben cómo comportarse. Es chistoso pero, al ser parte del experimento, la idea es que te diviertas con el experimento, no estas esperando tener un resultado específico. Lo único en lo que te enfocas, es efectivamente, en solamente obtener una mejor práctica, un mejor dominio de tu ansiedad, tenerla bajo control.


Cuando pase el tiempo, luego de haber pasado unos cuantos días, unas cuantas semanas empezarás a notar que tu contacto visual empieza a mejorar y que la ansiedad empieza a desaparecer. Es sólo cuestión de tiempo, es sólo cuestión de que lo practiques las suficientes veces y que hagas repetidas veces lo que sientes que estás haciendo bien. Es decir, al final del día cuando llegas quizás al centro de trabajo, de estudios, luego de haber practicado hacer contacto visual intenta reflexionar un poco acerca de cómo te fue, qué hiciste bien, que hiciste mal y una vez que identifiques lo que hiciste mal, elimínala por completo de tu cabeza y enfócate en las cosas que hiciste bien para llevarlas a tu próxima práctica.



Sólo con práctica de las que puedes hacerlo cada vez mejor. Y bueno, espero haber podido responder tu pregunta, para aquellos de ustedes que les interese pueden escribirme otra pregunta a: preguntas@coachsocial.net, procuren que tenga un máximo de 500 palabras, con correcciones ortográficas y gramaticales para darle sentido a lo que me envían y con mucho gusto, sin mencionar su nombre, a todos los hombres les pondré Juan, podré responder su preguntas en el próximo video. Cuando lo haga les enviaré un correo para informarles que ya está listo.


Bueno, no se olviden que son increíbles y visiten mi página web https://www.coachsocial.net/ para descargar mi eBook, gratis, acerca de cómo tener interacciones con confianza y carisma.


Con eso dicho, me despido y nos vemos en el próximo video.

Cuídense y chau.



Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlo (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes tres cosas:


1. Enviar una donación a mi trabajo haciendo clic aquí para donar a través de Patreon siempre que sientas que he agregado valor significativo a tu vida. ¿Le entregas propina a tu mesero favorita cierto? Puede ser $1, $2, $3, $5, $10, $20… lo que TÚ sientas que vale, cada vez que sientas que te he dado un buen consejo, nuevo conocimiento o una idea que te ayudó. Por favor siéntete con la libertad para donar cualquier monto que pienses que es igual al valor que recibiste de mí eBook, artículos, videos, correos, newsletters, etc.


2. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


3. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Autor, Empresario, Coach De Alto Rendimiento

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo