¿Te cuesta saber qué decir?

Newsletter de Coaching

Ideas simples para no quedarte en blanco durante una conversación


¿Te cuesta saber qué decir? Muy probablemente te ha sucedido que estás en una conversación y te quedas sin nada que decir. De repente tu mente se puso en blanco y no sabes cómo continuar, sé que a mí me ha ocurrido esto más veces de las que puedo contar especialmente cuando quizás estoy en un grupo de personas que recién conozco, quizás en una cita. Indistintamente del contexto a veces nos pasa, no estamos inspirados o no estamos motivados, algo sucedió, pero nos quedamos sin palabras y esto resulta ser muchas veces incómodo y queremos una solución para ver cómo salimos de eso.


Esto es exactamente lo que te voy a enseñar a continuación, tres formas, tres consideraciones, tres conceptos que si los tienes muy en cuenta verás que es fácil salir de esas situaciones; lo único que necesitas es practicarlos y recordarlos durante estas interacciones y verás que no es nada de otro mundo, es bastante sencillo y solamente tienes que seguir al pie de la letra lo que voy a compartir contigo. Verás que empezarás a obtener el éxito que muchos de mis clientes obtienen luego de llevar las sesiones de coaching conmigo, o después de ver mis videos en YouTube.


¿Te cuesta saber qué decir?


Así que, empezamos con estas tres y quédate hasta final porque te dejaré tres consideraciones a tomar en cuenta mientras sigues estos 3 consejos.


1. Primer punto, nunca me voy a cansar de mencionar esto porque es quizás el pilar de toda interacción y es practicar estar constantemente presente durante una interacción. Ya sea grupal, de 1 a 1, en una cita; No importa, es un músculo. Entrenar tu atención hacia fuera en vez de hacia dentro es solamente práctica, es sencillo si practicas todos los días. Existen buenas prácticas para mantener el enfoque, y una de las principales, es practicar 5 a 10 minutos de meditación cada día.

Puedes empezar con una rutina al levantarte de tu cama, es algo que yo hago ni bien me levanto, ahí mismo empiezo a meditar y lo hago durante 5, 10, hasta 20 minutos en mi caso porque yo ya llevo con esa práctica bastante tiempo, te lo recomiendo. Dirigirá tu enfoque al lugar adecuado, al contexto dónde te encuentras, a la persona que tienes al frente tuyo y verás lo fácil que es conectar con las personas cuando tu atención se dirige a lo que es importante y esto significa salir de tu cabeza.



Cuando sales de tu cabeza haces completamente innecesario el uso de muchas otras técnicas como el de la escucha activa, mostrar que estás escuchando, y de hecho enfocarte en escuchar, o mostrar un lenguaje corporal que demuestre que prestas atención; Porque cuando de hecho prestas atención no es necesario aprender estas técnicas. Entonces es como una salida efectiva y eficiente para este tipo de objetivo.


Así que, practica meditación un poco todos los días y verás que tu atención es cada vez más prolongada hacia fuera, hacia las personas. Esto hará que tus conversaciones fluyan y que conectes un tema a otro con bastante facilidad, aprenderás a verte con una persona muy interesada en los demás y esto será algo que él o ella note tu nivel de presencia. Notamos cuando las personas no prestan atención y también notamos cuando algo que decimos les aburre, cuando algo les parece muy interesante; cuando se distraen por cada cosa que sucede en el contexto, y es feo. A nadie nos gusta percibir a una persona que simplemente se aburre de nosotros.


Entonces, míralo desde esa perspectiva, ¿Qué crees que siente una persona cuando te distraes y no está el 100% de tu enfoque en él o ella? Cuando lo hagas te verás encantador, te verás bastante carismático. A las personas les encanta conocer a alguien así, y solamente necesitas practicar tu nivel de presencia con tu enfoque de atención, verás los resultados que te da.


2. Pasamos al segundo punto que tiene que ver con asegurarte de siempre tener algo que contar, siempre tener algo en mente, y esto tiene dos enfoques: el primero es que quizás antes de ir a un evento puedas leer el periódico, puedas ver las noticias especialmente las noticias más relevantes. No necesariamente de política porque son temas que quizás sean algo sensibles, pero sí lo más relevante y sobre todo la sección de entretenimiento porque las personas cuando van a un evento social quieren relajarse, hacer a un lado esos temas que son densos, quieren divertirse.



Y cuando hablas acerca de ese nuevo estreno de película que acaba de ser muy taquillera, o esa serie que está rompiendo en el ranking de tu país, entonces es muy probable que la otra persona también haya visto la película y es un tema muy neutral donde ambos pueden colaborar en quizás opinar, criticar, les gustó no les gustó, y empiezan a asociarse, a conectar puntos en común. Les gustan las mismas cosas y es tan sencillo como hacer eso justo antes de un evento, leer un poquito las noticias y a lo largo de la semana entérate de que series o películas son populares y velas en tus momentos libres.


Quizás puede ser un libro que acaban de publicar si tienes hábito de lectura léelo, y si no, puedes hacer algo que yo hago bastante que es escuchar muchos audiolibros y puedes comprarte el audiolibro porque quizás ese es tu canal de aprendizaje y no la lectura. Si notas que eso no funciona cambia al audiolibro, sé que ese fue mi caso, escuchó 2 o 3 audiolibros cada dos semanas más o menos dependiendo de la extensión. Pero escucho más audiolibros de lo que leo y eso fue mi solución, quizás sea la tuya también. Mantente informado, ese es el punto. Llénate de cultura, sé interesante; tú eres tan interesante para las personas como es interesante tu vida para ti. Llénate de cosas interesantes en tu vida y serás interesante para los demás, deja que esto sea un proceso en donde los demás te descubran.



3. Continuamos con el tercer y último punto que tiene que ver con hacer preguntas. Creo que la manera más fácil de iniciar conversación o continuar la misma es haciendo preguntas, y puedes hacer preguntas básicas como todo el mundo hace: ¿en qué trabajas?, ¿en dónde vives?, ¿sueles venir aquí?, y si bien esas preguntas te pueden rescatar en ciertos momentos no pasan a ser algo más allá. No son entretenidas, son aburridas y monótonas.


Así que, mi consejo es que siempre hagas preguntas que capten la atención de la otra persona y que involucre sus emociones. Es decir, si tienes que preguntar acerca de su trabajo pregúntale que llevó a esa persona a elegir esa carrera, por qué, cuál es su misión de vida. Quizás es lo que disfruta, ¿cómo así?, qué es lo que hace en el día a día que haga que esa carrera sea tan especial para esta persona, ¿está trabajando en algún proyecto de vida actualmente?, qué fue lo más interesante que le pasó en la semana. Cómo se sintió cuando fue de viaje a ese país, cómo fue esa experiencia o quizás pregúntale acerca de esa nueva cita que tuvo, ¿cómo estuvo la cita? Cómo está esa nueva pareja con la que acaba empezar una relación. Qué es lo que más le gusta de esa persona y vas a ver cómo la otra persona empieza a contar detalles y continua por horas a dar detalles que van a hacer que la otra persona simplemente te ame. Te adorará porque le diste la oportunidad de brillar, y hablando de brillar, un tipo de pregunta que es mi favorita, es la de pedir opiniones.



Cuando pides opiniones no solamente la persona se ve en la necesidad de contestar algo sino de que involucra sus habilidades, sus conocimientos para responder a tu opinión. Es decir, si pides una opinión acerca de ¿cuál crees que es el mejor lugar para visitar en ese país del que me estabas contando?, quizás cuál es el mejor hotel donde debería quedarme. ¿Cuál es el mejor bar, el mejor restaurante, qué opinas tú, qué consejo me puedes dar? Quizás sabes que es un experto en el surf y le gusta bastante surfear y te puede dar consejos de surf para que puedas aprender una u otra cosa antes de empezar con ese deporte.


El cielo es el límite, pide opiniones, presta atención y verás que las opiniones hacen a las demás personas brillar porque las involucra en otro nivel y cuando personas se sienten así, se sienten especiales porque contribuyen con algo más que solo una respuesta, contribuyen con todo lo que saben y conocen.


3 consideraciones a tomar en cuenta:


1. No bombardees con preguntas. Nivélalas, distribúyelas a lo largo de toda la interacción y cuando puedas comenta o cuenta una historia. Presta atención y verás que las cosas andarán bien.


2. Recuerda lo que la otra persona dice porque cuando lo hagas podrás sacar a la luz ese tema más adelante la interacción u otro día y la persona dirá: “wow, me estaba prestando atención, ¡nadie hace eso!”; y es verdad, nadie lo hace.


3. Visualización. Visualízate antes de un evento haciendo y diciendo estas cosas, comportándote con carisma y hablando con confianza. Fíjate cómo está tu lenguaje corporal entre otras cosas y verás que más veces que menos empezarás a actuar de acuerdo a esta visualización en tus interacciones.


Recuerda que eres increíble y que te veré en el próximo artículo. Chau.


 

Si tienes preguntas que te gustaría que considere contestar en futuros Videos de Newsletter, puedes enviarlas (3-4 párrafos/500 palabras máximo) a esta dirección de correo:


Preguntas@coachsocial.net


Si sientes que agregué valor a tu vida, puedes mostrar tu apreciación haciendo cualquiera de las siguientes dos cosas:


1. Refiere esta página web a tus amigos y familia para que ellos puedan empezar a aprender y mejorar su carisma y confianza, habilidades sociales, timidez o ansiedad o su capacidad para atraer personas.


2. Contratar sesiones de coaching por videollamada para ti mismo o para un amigo haciendo clic aquí. También puedes descargar mi e-Book gratuito haciendo clic aquí.


Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Empresario, Coach De Vida y De Alto Rendimiento


 

Haz clic en la imagen del día aquí debajo y te llevará a mi página de Instagram. Cuando llegues ahí haz clic en el botón de "Seguir". Subo bastante información, frases y videos cortos cada semana.