top of page

3 Pasos para dar una Excelente Presentación

Este es el sencillo método para mostrarte con absoluta confianza frente a cualquier audiencia. Y lo mejor de todo es que podrás aplicarlo en los próximos minutos luego de terminar este Blog



Hoy te revelaré los 3 pasos que siguen los mejores oradores al momento de pararse y hablar frente al público.


Estos 3 pasos los podrás aplicar sin problema cuando estés hablando frente a un grupo de amigos (o extraños), dando una conferencia, exponiendo en clase o frente a tu equipo de trabajo.



1. Conecta con tu grupo antes que tu audiencia


Enganchar con tu grupo antes que con la audiencia te ayudará a rebasar la ansiedad inicial que sentimos al momento de hablar en público. Te ayuda a calentar y dar los primeros pasos con confianza.


Esta es una poderosa nota mental que da a entender que para ti no hay nada más genial que tu círculo. No estás ahí para complacer a todos. No estás ahí para preocuparte por lo que todos opinen de ti.


Estás para tu grupo y por eso les das el primer reconocimiento.


Por eso, si vas a hablar en público y tienes la oportunidad de estar acompañado, asegúrate de interactuar con ellos antes de exponer. Dales un abrazo, dales la mano, sonríeles o haz cualquier otro gesto que haga que te sientas cómodo y en confianza. Esto te pondrá en el estado correcto y fluirás mejor al momento de hablar.


Si no tienes a ningún amigo cerca, encuentra personas de la audiencia antes de exponer con las que puedas interactuar. Te será sencillo iniciar conversación porque tienen un punto en común: ambos se encuentran en el mismo evento.


Lo importante aquí es que tengas al menos un mínimo de interacción para que no entres frío a exponer.


Una pequeña dosis previa de confianza hará  maravillas en tu presentación.


2. Usa tus manos estrategicamente


Ahora, si estás a punto de dar una presentación y no sabes como ganarte a las personas lo primero que te recomiendo es que empieces a usar tus manos al momento de hablar.


Las manos tienen un rol protagónico al momento de proyectar confianza. Es lo primero que detecta nuestro cerebro cuando hablamos con alguien por primera vez. Mostrar las manos significa que no tenemos nada que ocultar.


Si eres tímido empieza con las manos y verás como tu confianza aumenta poco a poco.

Y si quieres llevar más allá tu habilidad para usar las manos, solo asegúrate de graficar cada cosa interesante que cuentes.


Si estás contando que tocabas la guitarra, haz que tocas la guitarra con tus manos. Si estás contando que estabas corriendo, haz el gesto con las manos. Te sorprenderá ver los resultados que conseguirás solo si haces este ligero cambio.


3. Se conciso



Ya sabes cómo calentar y como mostrar confianza cuando estás en público… 


Ahora, ¿Cómo inicias?


Bueno, si ves cualquier evento público como premiaciones o conferencias, te darás cuenta de que ningún expositor inicia su discurso presentándose o agradeciendo por la oportunidad.


Lo mismo aplica a ti. Si el protocolo no lo exige, nunca empieces con agradecimientos. En su lugar, pregúntate: “¿Cómo puedo captar la atención de mi público?”.


Puedes iniciar tu discurso con una cita célebre, puedes hacer una pregunta que los haga reflexionar, dar una estadística impactante o contar una historia personal relacionada con el tema central.


Lo importante es que captes constantemente la atención de la audiencia.


Ahora, al momento de exponer, asegúrate de desarrollar solo 3 ideas. No caigas en el error de pensar que mientras más información des serás más interesante.


Todo lo contrario. Según Harvard University, las personas no suelen recordar más de 3 o 5 ideas en una presentación de 30 minutos.


Es mejor que tengan poco que recordar que mucho por olvidar.


Agarra una hoja y escribe los 3 argumentos más sólidos, atractivos o vendibles y habla únicamente de ellos.


Y al momento de cerrar debes asegurarte de que tu publico se de cuenta. Una frase que me gusta usar es: “Y, para terminar, me gustaría…” y doy el mensaje final.


No dejes atras tu verdadera personalidad


Vamos ahora con 2 Bonus que sacarán lo mejor de ti al momento de hablar en público 


El primero es que dejes de pensar en cómo impresionarlos. Lo que ellos valorarán más es tu nivel de comodidad mientras eres el centro de atención.


Si te esfuerzas demasiado en proyectar algo que no eres, tu incomodidad será obvia y la traspasarás al público porque las emociones son contagiosas. En otras palabras, no intentes ser demasiado serio si no eres serio; y no intentes ser gracioso si no eres gracioso.


Simplemente acércate a tus amigos o familiares y pregúntales qué es lo que más les gusta de tu personalidad (mientras más comentarios obtengas mejor). Luego, enfócate en esas fortalezas.


Encuentra las cualidades que te hagan ver más genuino y explótalas en tu discurso. 


Nada Importa tanto como tu imagen


El siguiente bonus tiene que ver con tu imagen.


Tu imagen es clave a la hora de hablar en público. Y esto es así porque la gente te juzga por cómo te vistes, en especial si eres el centro de atención.


De acuerdo a la formalidad del evento, quizá no sea necesario que uses traje, pero siempre será fundamental que te veas limpio, impecable y profesional. O, si solo estás en una salida con gente interesante o amigos a quienes quieres impresionar, usa lo mejor que tengas, vístete increíble.


Como dice el dicho: si te ves bien, te sientes bien.


El secreto es buscar un balance entre sentirte cómodo mientras te vistes por encima de lo normal. Y una forma sencilla e inmediata de conseguir esto es  con los colores que eliges.


Los colores dicen mucho de tu personalidad.


Si quieres proyectar autoridad y poder usa el color negro. Si quieres transmitir credibilidad usa el marrón. Si buscas proyectar paz y tranquilidad usa el blanco. Si quieres verte más sofisticado usa el gris y si buscas resaltar tu profesionalismo prioriza el azul.


Aquí puedes ver a Robert Downey Jr. usando un saco gris y una camisa negra. Autoridad y serenidad.



Y aquí lo puedes ver con un saco azul y una camisa rosa. El azul proyecta confianza y el rosa, suavidad.



Ahora la tarea es para ti. Elige la emoción que quieres proyectar con tu presentación, escoge el color que mejor se adapte y te ganarás a tu audiencia.


Ahora que conoces estos 3 pasos y los bonus, viene lo más importante: la preparación. Recuerda que hablar en público es una habilidad. Y la práctica es la madre de toda habilidad.


BIENVENIDO A SOCIALMENTE INCREÍBLE


Por eso, si buscas un sistema validado que te aseguré dominar tus habilidades sociales en poco tiempo, estoy seguro de que amarás SOCIALMENTE INCREÍBLE.


SOCIALMENTE INCREÍBLE es mi programa insignia. El curso de habilidades sociales más completo que vas a encontrar en español.


Ha sido elaborado en base a mis más de 15 años de experiencia como Coach de vida y alto rendimiento. Y luego de haber ayudado a miles de  personas a construir la vida profesional y social que siempre desearon.


El curso está diseñado para convertirte en alguien confiado, carismático e influyente con las personas en tan solo 6 semanas. Aprenderás las habilidades que acelerarán enormemente el alcance de tus metas profesionales y personales.


SOCIALMENTE INCREÍBLE incluye un cuaderno de trabajo, más de 200 lecciones en video y el acceso a mi comunidad exclusiva de miembros, en la cual organizo llamadas grupales todos los meses.


Visita mi página web ahora mismo para formar parte de los nuevos alumnos de Socialmente Increíble y empieza a formar en ti los pequeños hábitos que te convertirán en una persona carismática con absoluta confianza. Solo debes hacer clic a la imagen que aparece debajo



Recuerda, como siempre, que eres increíble y que te veré en el próximo Blog.


Comments


bottom of page