top of page

2 Errores que afectan tu carisma

Actualizado: 10 nov 2023

Aprende cómo superar los obstáculos más comunes que ponen en riesgo tu carisma.

En el Blog de hoy analizaremos los obstáculos físicos y mentales que muy seguramente obstaculizarán tu carisma. Pues, como vimos en otro blog, el estado mental es crítico para proyectar comodidad y seguridad.


Aún así, existen un sinfín de cosas que podrían inhibir tu potencial carismático. Evitando así que puedas proyectar poder, presencia y calidez. Los componentes esenciales del carisma.


1. Discomfort Físico


Imagina que estás en una reunión de negocios al medio día y en la terraza de un café. De repente, el sol se torna insoportable y, a consecuencia de esto, empiezas a sudar, aflojas el nudo de tu corbata y frunces el ceño debido a que el sol te cae a los ojos y no quieres que te moleste. En consecuencia, la reunión sale muy mal y te preguntas por qué.


Nuestra incomodidad física reaccionará de igual manera a los estímulos externos que a los internos. Pero, para el mundo exterior, tu rostro y tu cuerpo mostrarán el mismo grado de incomodidad al sol que como lo harían con gestos de enojo o desaprobación.

Y esta reacción la observará la persona que estaba hablando contigo sin que esté al tanto de tu incomodidad física. Y como es natural, interpretará que esa tensión está relacionada a lo que esa persona te estaba diciendo.


Esto sucede porque la mayoría de nosotros tendemos a interpretar los eventos como relacionados a nosotros, independientemente de que sea así o no. Por ejemplo, si tuviste un pésimo día en el trabajo muy seguramente podrías decir algo como: “Porque estas cosas solo me pasan a mi”.

Algunas variables como el hambre también dañarán tu performance y muchas más formas. Quizá ya estás enterado de que la falta de comida te cambia de carácter y te dificulta el pensamiento. Numerosos estudios revelan que un bajo nivel de glucosa causa un déficit de atención así como dificultades para regular las emociones y el comportamiento.


Esto quiere decir que se te hará difícil colocarte en el estado mental adecuado para poder exhibir carisma. Ahora es simple combatir este obstáculo. Veamos los siguientes pasos.

  • Prevé

Esta es la parte más sencilla para obtener carisma. Es bien simple, lo único que tienes que hacer es pensar con anticipación acerca de la incomodidad antes de que esta ocurra. Por ejemplo, en una reunión de negocios importante elige con cuidado la ubicación perfecta, pensando primero en tu comodidad y la de la otra persona.

Esto incluye la temperatura y ruidos molestos, estar correctamente alimentado, tanto tú como tus invitados. Piensa en tu nivel de energía y en el de las personas con las que interactuarás.


¿La reunión es muy temprano o es muy tarde? Señales de fatiga se mostrarán fácilmente en el lenguaje corporal de las personas como falta de entusiasmo.

Por otro lado, elige vestimentas que no te hagan sentir mucho frío ni mucho calor. Evita la ropa que te cause incomodidad o escozor. Cualquier mínima distracción podría afectar tu enfoque y tu performance. Al mismo tiempo, evita ropa que te quede muy apretada, ya que si te corta el oxígeno que llega a tu cerebro, entonces también disminuirá tu performance.

Ahora, hay muchas personas que prefieren lucir increíble a estar cómodas. En este caso debes elegir. Mi sugerencia es que apuntes a estar cómodo y a verte genial.

  • Reconoce

Aquí lo único que tienes que hacer es recordar cada cierto tiempo si tu rostro está tenso. La habilidad para estar presente aquí te ayudará bastante. Mientras más presente estés, más notarás si tu cuerpo muestra tensión

  • Remedio o explicación

Aquí nos referimos a hacer algo respecto a la incomodidad que estás sintiendo. Por ejemplo, haz algo respecto a esa tensión que sientes en el rostro. Toma acción. Aquí hablamos de ponerle remedio a la incomodidad y a la malinterpretación.

Cuando sea tu turno para hablar podrías decir: “¿Te importa si nos movemos un poco? El sol me está causando incomodidad”. Y si el problema no puede ser remediado, asegurate que la otra personas no lo tomen de forma personal.


Tómate un tiempo para explicarle la raíz de tu incomodidad. Por ejemplo, podría deberse a un ruido molesto a tu costado, quizá un niño que está gritando o una construcción cercana. Si lo haces de esta manera, les permitirá a ambos superar el problema rápidamente.


2. Discomfort mental


La incomodidad psicológica, a pesar de originarse por completo en nuestra mente, termina por afectar nuestro estado físico y nuestro estado mental. Afectando así cómo nos sentimos y cómo las demás personas nos perciben.

Todo esto se origina por la insatisfacción, la duda, la crítica y la ansiedad. Todas estas son formas de negatividad interna. Y cada una puede afectar nuestro potencial carismático. Ahora, saber cómo controlar la incomodidad mental es aún más importante que saber controlar la incomodidad física. Este es uno de los retos más desafiantes para el carisma.


Existen muchas formas de discomfort mental a la hora de poner a prueba tu carisma, pero hoy nos centraremos en la más común y, a su vez, la más perjudicial: la ansiedad causada por la incertidumbre.

Aquí es cuando nosotros nos angustiamos por no saber la respuesta a algo. Por ejemplo, cuando ese chico o esa chica que nos gusta no nos devuelve la llamada.

Se define como la falta de seguridad, de confianza o certeza sobre algo, especialmente cuando crea inquietud. Robert Leahy, director del American Institute for Cognitive Therapy, nos dice que los pacientes con frecuencia prefieren obtener la respuesta a un diagnóstico negativo a ser dejados en suspenso. Y esto, a pesar que la incertidumbre permitiera cierto grado de esperanza subjetiva.


Esta falta de habilidad de tolerar la incertidumbre tiene un precio. Puede causar que tomemos decisiones prematuras o afectar nuestras negociaciones al hacer que hablemos más de la cuenta con tal de llenar los silencios. Y lo más importante, es que puede llevarnos a sentirnos ansiosos.


La ansiedad es un serio problema para el carisma. Ya que afecta enormemente nuestra presencia y nuestra confianza. Y tanto la ansiedad como la presencia y la confianza se ven reflejados en nuestro lenguaje corporal y al mismo tiempo disminuye nuestra calidez.


En este mundo cambiante e impredecible, la ambigüedad y la incertidumbre estarán presente siempre en nuestras vidas. Por eso, aquel que se haga bueno manejando, tendrá una ventaja distintiva sobre los demás.


Siempre que nuestro cerebro nos muestre ambigüedad, este lo registra como una tensión. Algo que debe ser corregido antes de sentirnos cómodos de nuevo. Y tendemos a sentirnos cómodos con lo que es familiar a diferencia de lo desconocido.

Vale la pena saber cómo manejar la incertidumbre. No sólo porque incrementa el carisma sino porque la habilidad para estar cómodo con la incertidumbre y la ambigüedad resulta ser uno de los mejores predicadores del éxito en las personas.


Entonces te estarás preguntando: “¿Cómo aliviamos la incomodidad y la incertidumbre?”. Pues a través de una técnica que se llama transferencia de responsabilidad. Y esta se la debemos a la autora Olivia Fox, autora del libro: El Mito del Carisma.


Aquí nos dice que, en ciertas situaciones, las personas lo único que queremos es saber que las cosas saldrán bien. Y así la incertidumbre producirá mucho menos ansiedad.


Ahora llevemos esto a la práctica:

  • Encuentra un lugar tranquilo donde te puedas sentar o recostar. Luego, inhala 2 o 3 veces completamente. Inhalas y exhalas. Cada vez que inhalas, imagina que el aire recorre todo tu cuerpo y llega hasta tu cabeza. Luego, cuando exhalas, imaginate que botas toda preocupación. Repite este ejercicio 3 veces.

  • Ahora elige una entidad. Esta puede ser Dios, el destino, el universo o aquello en lo que creas. Algo o alguien benevolente.

  • Ahora, imagínate levantando todo el peso de tus hombros y colocando toda esa preocupación sobre la entidad que elegiste. Imagínate que esa responsabilidad ya no es tuya y ahora está en sus manos.

  • Ahora solamente relájate y disfruta el hecho de que ese peso ya no es tuyo.

La próxima vez que notes que tu mente está obsesionada con posibles desenlaces, solamente acuérdate de la transferencia de responsabilidad. Eso sí, vale la pena señalar que la transferencia de responsabilidad no desaparece la incertidumbre, solo la hace menos incómoda.


Ayuda a ser menos afectado por esta, alejándote de los estados mentales y físicos que son negativos asociados con no saber lo que está pasando. Personalmente yo he elegido creer que existe un universo benevolente que tiene un plan maestro para mi. Así que, sin importar lo que suceda, todo saldrá bien para mi


Conclusión


Para ser carismático, primero debes aprender a superar el principal obstáculo del carisma: el malestar interno.


Si eres capaz de controlar este malestar en sus dos variantes (físico y mental), te colocarás en el mejor estado que, inevitablemente, te posicionará como alguien confiado y encantador.


El malestar físico es fácil de controlar si sigues la rutina de 3 pasos. En cambio, para el malestar mental es necesario que te instruyas poco a poco en técnicas más introspectivas y de meditación. No te preocupes que los siguientes posts irán sobre esto.


Espero que este artículo haya sido muy instructivo para ti. Recuerda, como siempre, que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Newsletter.

 

Espero que este blog te haya sido de ayuda y sea el inicio del habito de trabajar en una mejor versión de ti.


Si estás decidido a trabajar en tus habilidades sociales, aumentar tu confianza e influencia influencia, te comento que mi primer curso: Socialmente Increíble, ya se encuentra disponible!


En Socialmente Increíble encontrarás todo lo que necesitas para elevar tu carisma, hacer amigos y conectar emocionalmente con las personas. Aprenderás habilidades que cambiarán tu forma de vivir y de relacionarte con el mundo.


Puedes acceder a un precio especial por lanzamiento HOY haciendo clic aquí

Comments


bottom of page