top of page

3 Formas de mostrar confianza cuando estás nervioso

Actualizado: 26 sept 2023

Newsletter de Coaching


La confianza es una cualidad muy valorada en cualquier ámbito, ya sea en el trabajo, en las relaciones personales o en la vida en general. Pero a veces, cuando estamos nerviosos o inseguros, puede ser difícil mostrar confianza y seguridad en nosotros mismos. En este artículo te mostraremos 3 formas de mostrar confianza cuando estás nervioso, con consejos y técnicas prácticas para que puedas aplicarlas en tu vida diaria


1. Mantén una voz firme con tu ritmo y tono.


Cuando estamos nerviosos, es común que nuestra voz se vuelva más aguda y temblorosa de lo habitual. Esto puede ser un problema si necesitamos hablar en público o dar una presentación importante. Por eso, es importante adquirir el hábito de tomar pausas para respirar y mantener un ritmo y tono constantes en nuestra voz.

Hay algunas técnicas que puedes utilizar para mantener una voz firme y controlada. Primero, asegúrate de respirar profundamente antes de hablar. Una respiración profunda te ayudará a relajarte y a controlar tus nervios.

Otra técnica útil es practicar la respiración diafragmática, que consiste en inhalar profundamente y exhalar lentamente, expandiendo el abdomen en lugar de la parte superior del pecho. Esto ayuda a oxigenar el cuerpo y a relajar los músculos de la voz, lo que permite hablar con más facilidad y confianza.

Además, es importante que hables con un ritmo adecuado y con un tono apropiado para la situación. No es necesario que hables demasiado rápido o demasiado lento. Trata de mantener un ritmo constante y habla con un tono de voz que refleje tu confianza en ti mismo y en el tema que estás tratando.

Como Bonus, evita las muletillas como "um" o "eh". Estas palabras no solo hacen que parezcas inseguro, sino que también distraen al público o al interlocutor de tu mensaje. Si tienes dificultades para evitar las muletillas, practica grabándote mientras hablas y luego escúchate para identificarlas.


2. Siéntate cómodamente.


Otro aspecto importante para mostrar confianza es la postura que adoptamos al sentarnos. Si estamos nerviosos, es común que nos encorvemos o adoptemos una postura incómoda, lo que puede hacer que nuestra confianza se vea afectada.

Si estás sentado en una reunión o en una entrevista de trabajo, es importante que te sientas cómodo y relajado. Una buena postura puede ayudarte a sentirte más seguro y seguro de ti mismo. Asegúrate de sentarte derecho y de apoyarte en el respaldo de la silla. Mantén los pies en el suelo y las manos apoyadas en las rodillas o en el regazo.

Si adoptas una postura que te haga sentir cómodo, tu cuerpo le dirá a tu cerebro que te encuentras relajado como si estuvieras en casa viendo televisión. Y la mejor manera de proyectar esto es ocupando todo el espacio a tu alrededor. Si te sientes apretado o incómodo, es posible que te sientas más nervioso. Trata de encontrar un lugar donde puedas sentarte cómodamente y tener suficiente espacio para moverte sin sentirte restringido: utiliza todo el espacio de la silla y colocar los pies firmemente en el suelo


3. Muestra las manos.


Nuestras manos son una herramienta importante para comunicar confianza y seguridad. Cuando hablamos, es común que gesticulemos con las manos, lo que puede ser una buena forma de mostrar interés y compromiso con el tema que estamos tratando.

Además, mostrar las manos al saludar o al hablar puede ser una señal de honestidad y transparencia. Esto se debe a que las manos son una parte importante de nuestro lenguaje corporal, y pueden transmitir mucho sobre nuestra actitud y emociones.

Por eso, es recomendable que mantengas tus manos visibles y relajadas durante las conversaciones, especialmente si estás tratando de proyectar confianza. Evita cruzar los brazos o esconder las manos detrás de la espalda, ya que esto puede dar una imagen de reserva o desconfianza.

Las manos le dicen a los demás que no tienes nada que ocultar. Así que muéstralas al saludar y, especialmente al hablar.


Resumen:


Eliminar los nervios y la timidez es un proceso que toma algo de tiempo. Por eso, espero que estas tres sencillas técnicas te ayuden a entrenarte en tu carisma a la par que vas dejando atrás tus inseguridades.

Si te gustó este artículo y quieres mejorar tus habilidades con personas, no olvides suscribirte a mi canal de YouTube porque subo diariamente análisis cortos, sencillos y completamente accionables que podrás poner en práctica luego de verlos.

Y, como siempre, recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Blog.

 

Espero que estos sencillos consejos te ayuden a mejorar tus interacciones y dejar atrás cualquier tipo de comportamiento tóxico que quizá estábas cometiendo.


Y si lo que buscas es elevar tu confianza para hablar con personas y elevar tu carisma, te invito a unirte a mi programa de coaching 1 a 1.

Vengo desarrollando este programa durante más de 10 años y a través de este método he ayudaro a más de 1300 personas a mejorar sus habilidades sociales.

Separa tu llamada gratuita de consulta de 10 minutos conmigo haciendo clic aquí para enterarte como te puedo ayudar a que construyas la vida social que siempre quisiste.

Y, como siempre, recuerda que eres una persona increíble y que te veré en el próximo Newsletter.



Eres increíble,


Matías Yabar-Dávila


Coach De Vida y De Alto Rendimiento

Comentarios


bottom of page